Publicidad
08 Oct 2022

Compartir

En el Dia Mundial de la Persona Mayor, desde Activos y Felices reclaman “una nueva mirada al proceso natural del envejecimiento”

El 1 de octubre se celebró el Día Internacional de las Personas Mayores. “La Unión Europea reconoce y respeta el derecho de las personas mayores a llevar una vida digna e independiente y a participar en la vida social y cultural”. Así se lee en el artículo 25 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea (UE), que cumple 22 años.
Por su parte, la Constitución Española, en el artículo 50, asegura que las instituciones “promoverán su bienestar mediante un sistema de servicios sociales que atenderán sus problemas específicos de salud, vivienda, cultura y ocio”.
Se trata de palabras mayores, de derechos irrenunciables que en ningún caso han de dejarse en el olvido.
Por ello desde “Activos y Felices” suscriben el manifiesto de la Mesa Estatal por los derechos de las Personas Mayores, que reclama, entre otras cosas, la aprobación de una Ley integral de sus derechos y la puesta en marcha de políticas públicas dirigidas a evitar la discriminación de los mayores por razones de edad y a hacer efectivos sus derechos y el acceso a ellos.
También demandan una nueva forma de ver la vejez, el derecho a mantenerse el mayor tiempo posible en su casa y el derecho a la libertad de aprender o no aprender. “Nos referimos a la entrada de forma casi violenta de las nuevas tecnologías en su vida. Hay mayores que se han adaptado y hay otros que no saben, no pueden o simplemente no quieren”, subrayan, añadiendo que “son las entidades financieras, las administraciones, todas en su conjunto, las que han de facilitar el acceso de los mayores a los servicios bancarios, o a una reserva de cita médica, o a la realización de algún trámite administrativo”, por lo que proponen la creación de la figura del gestor de apoyo al mayor en todos los espacios donde sea necesario el uso de la tecnología.

“Economía de las canas”, un movimiento a tener en cuenta

La longevidad es un logro y así debemos percibirla, como un aspecto positivo. La madurez es la plenitud de la vida. Tener un envejecimiento digno es un derecho y, a la vez, una oportunidad para la sociedad.
La “Economía de las canas” es parte de una economía global y también un movimiento social atento a las necesidades de la población mayor de 65 años. Desde ella se analizan patrones de consumo de este segmento de la sociedad, creando nichos de mercado específicos.
La revalorización de las personas mayores, como protagonistas que agregan valor social, económico y político, abre también la posibilidad de generar nuevos bienes, servicios y, por ende, puestos de trabajo.
De una visión apocalíptica de la longevidad pasamos al optimismo demográfico: vivir más y mejor es una oportunidad, ya que alienta la creación de nuevos bienes y servicios en múltiples aspectos, desde la salud hasta el ocio, la moda, el transporte e incluso el campo de la formación continua.
Desde “Activos y Felices” decimos alto y claro que “Ser Mayor y Feliz es posible”; para ello necesitamos la colaboración de toda la sociedad y pensar que “pronto seremos mayores todos”.

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies