Publicidad
06 Oct 2022

Compartir

La PMP se pregunta cómo va a compensar la sociedad a las mujeres mayores tras una vida dedicada a los cuidados

Así lo planteó para conmemorar el Día Mundial de las Personas de Edad.

En el marco del Día Mundial de las Personas de Edad que se conmemoró el 1 de octubre, y partiendo del lema de este año ‘La Resiliencia y la contribución de las mujeres mayores’, la Plataforma de Mayores y Pensionistas (PMP), se planteó “cómo va a compensar la sociedad a las mujeres mayores tras una vida dedicada plenamente a los cuidados”.
En este sentido, la PMP considera que hay que poner en valor el impactante dato sobre la importancia de los cuidados, aportado por los estudios realizados por el Instituto de Estudios Fiscales (Ministerio de Hacienda) y por Analistas Financieros Internacionales (AFI). Según explica, en ellos se demuestra que, si los millones de horas de trabajo en cuidados de las mujeres se externalizaran y profesionalizaran, tendrían un coste a precio de mercado en torno a 100 mil millones de euros al año (8 puntos del PIB).
Así, partiendo de estos datos, para la PMP habría que encontrar la forma de reparar y compensar el montante a recibir por esas mujeres en sus pensiones futuras, en el contexto del complemento para la reducción de la brecha de género, no con cargo a cotizaciones (que no hubo), sino al crecimiento del PIB, al que contribuyeron con su trabajo de cuidados. “Las mujeres tienen pensiones más bajas porque tienen más problemas de integrarse laboralmente debido al problema de los cuidados que dificulta o hace imposible conciliar la vida laboral con la familiar”, añade la PMP.
Y destaca que la participación activa y la integración de las mujeres mayores es clave para la construcción de una sociedad mejor, más positiva, al tiempo que reclama que estén en plena igualdad con los hombres, normalizando su papel en la sociedad, un papel activo y saludable. “La sociedad no puede permitirse el lujo de no contar con ellas, dado todo lo que han aportado y aportan”, sostiene el presidente de la plataforma, Ángel Rodríguez Castedo.

La voz de las mujeres mayores

La pandemia de la COVID-19 ha exacerbado las desigualdades que existían de base y ha intensificado los impactos socioeconómicos, ambientales, climáticos y de salud en la vida de las personas mayores, especialmente en las mujeres, que constituyen la mayoría de las personas de edad avanzada.
Tal y como manifiesta la ONU, a pesar de que las mujeres mayores continúan contribuyendo significativamente en la vida política, civil, económica, social y cultural, sus aportaciones y experiencias siguen siendo invisibles y desatendidas, limitadas por las desventajas de género acumuladas a lo largo de la vida. La intersección entre la discriminación basada en la edad y el género agrava las desigualdades nuevas y existentes, incluidos los estereotipos negativos que combinan discriminación por edad y sexo.
En este contexto, la presidenta de CONJUPES (una entidad que promueve el movimiento asociativo de Jubilados, Pensionistas y Personas) y vicepresidenta de la PMP, Adela Cabezas, expresa que las mujeres mayores “deben ser oídas, escuchadas y tenidas en cuenta” por parte de los poderes públicos y la sociedad, sobre todo, debido a su activismo, compromiso y trabajo diario para enfrentarse a las desigualdades.
“Es conocida de sobra la capacidad que tienen las mujeres, sobre todo las de edad más avanzada, de hacer frente a las adversidades”, apunta la nueva presidenta de CEOMA (Confederación Española de Organizaciones de Mayores) y vicepresidenta de la PMP, Sabina Camacho, quien insta a empoderar su imagen dotándolas de mayor visibilidad y presencia activa, hacia una igualdad de género y liderazgo. “Tenemos mucho que aportar y ofrecer a la sociedad, cada una desde su propio ámbito personal y profesional”, añade.
Por su parte, la presidenta de la Comisión de Envejecimiento Activo y Participativo de la PMP, Cristina Rodríguez-Porrero, llama la atención sobre cómo las mujeres mayores han demostrado su buen hacer generoso en situaciones difíciles como la reciente pandemia, la crisis económica o la falta de apoyos en los cuidados familiares. De ahí que reivindique su diversidad, que puedan elegir contribuir, con su conocimiento, experiencia y actitud, a aportar mejoras y cambios para conseguir una sociedad para todas las personas, respondiendo a los grandes retos a los que tenemos que enfrentarnos, y dejar un futuro mejor preparado para las futuras generaciones.
Para la presidenta del Colectivo Sénior de Unidad Progresista de la ONCE (SUPO) y vicepresidenta de la PMP, Manuela Carrión, “ese acostumbramiento a la desigualdad que hemos tenido a lo largo de la vida es lo que hace que ahora, cuando somos mayores y con la experiencia que tenemos, combirtamos esos obstáculos que seguimos teniendo, en verdaderas oportunidades para seguir afrontando la vida y, además, con positividad y realismo”.
“Queremos estar y estamos en la sociedad y tenemos que colaborar conjuntamente en todos los ámbitos, por lo que necesitamos que las políticas tengan un carácter colaborativo”, concluye.

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies