Publicidad
23 Jul 2022

Compartir

La Bañeza, ciudad sin ley II

Marta del Riego Anta

Hace un tiempo escribí una columna titulada La Bañeza ciudad sin ley. Pues como una serie de Netflix, aquí va la segunda temporada.
Me gusta la música. También me gusta el silencio. Me gustan las noches de verano. Me gustan los conciertos al aire libre. También me gusta que los conciertos al aire libre terminen a una hora razonable. Sobre todo, cuando hay ola de calor y duermo con todas las ventanas abiertas. Sobre todo, cuando toda una ciudad, o casi toda, duerme con las ventanas abiertas. No me parecen gustos incompatibles: música, conciertos al aire libre, noches, silencio. Y sin embargo, en La Bañeza a menudo lo son.
Como el pasado viernes 15 de julio. A las 3.30 de la mañana mis hermanos y yo nos paseábamos desesperados por toda la casa intentando averiguar de dónde venía una música infernal que nos impedía dormir. El nivel de decibelios era bestial, de bestia, de animal. Yo no hablo de la calidad de la música, realmente a las 3.30 de la mañana, en medio de la ola de calor, y con ese nivel de decibelios, y alguien gritando por un micrófono y animando, me veía incapaz de valorar la calidad de la música…

…Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies