Publicidad
11 Jun 2022

Compartir

La Escolanía del Escorial mostró su enorme calidad en una iglesia repleta de público

Impagable. Así definía el párroco de la iglesia de Santa María de La Bañeza, Jerónimo Martínez, la actuación que ofreció la Escolanía del Escorial en la tarde del sábado 4 de junio.
Incluida en la programación de la Feria del Libro, fue presentada por el sacerdote Álvaro Lobato, quien afirmó que la belleza del arte, en este caso musical, ayuda a estar cerca de Dios, y agradeció al Padre Pedro Alberto Sánchez, de la orden de Los Agustinos y director de la Escolanía, “el darnos esta oportunidad de escucharla, porque La Bañeza se lo merece”, añadiendo, en referencia a los niños cantores, que “nos van a ayudar a acercar nuestro corazón al Corazón de Jesús”.
El Padre Pedro, además de expresar su “alegría por estar aquí y dar a conocer el esfuerzo de estos chavales”, explicó que los PP Agustinos, con la finalidad de embellecer la liturgia de El Escorial, refundaron el coro en 1974 y que en la actualidad está formado por 38 niños de toda España, becados por sus buenas cualidades para la música. También animó a los padres que tuvieran niños de entre 9 y 10 años para que participaran en esta iniciativa.
Partiendo desde la sacristía, con la interpretación del Pange Lingua, hasta llegar al altar mayor, el repertorio de música litúrgica que ofrecieron se dividió en dos partes de nueve obras cada una. La primera con temas del Renacimiento y la segunda con composiciones de los siglos XVIII, XIX y XX. En una de ellas, parte de los cantores se situaron en el centro de la iglesia, entre el público, mientras que el resto permanecieron frente al altar.
La limpieza, conjunción, armonía y finura de sus voces se extendió por las naves del templo parroquial elevándose hasta crear una atmósfera musical sublime y plena de sensibilidad que los asistentes pudimos disfrutar.
El público que llenaba la iglesia les dedicó grandes aplausos al finalizar cada uno de los temas y la ovación final se prolongó durante varios minutos, lo que la Escolanía del Escorial agradeció con tres canciones populares, entre ellas Inés, Inés.
El párroco, asegurando que “el arte nos lleva a Dios”, resumió la extraordinaria actuación en cuatro palabras latinas: Unum (una sola voz en diferentes personas), Verum (de verdad en directo), Bonum (todo es bueno) y Pulcrum (lleno de hermosura); antes de agradecerles el haber traído su música a La Bañeza.
Cabe destacar que la afamada Escolanía, como es normal, cobra por actuar y lo ha hecho en diversos lugares de la geografía nacional y diversos países de Europa, Asia y América. Y agradecer que viniera a La Bañeza de forma totalmente desinteresada, gracias a la amistad que une a su director con el sacerdote Álvaro Lobato.

TAB

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies