Publicidad
12 Nov 2021

Compartir

ALTA VALDUERNA denuncia que la Junta sigue permitiendo la publicación de nuevos anuncios de proyectos de macroplantas de fotovoltaicas y aerogeneradores

ALTA VALDUERNA denuncia el vergonzoso expolio del suroeste leonés, “subastando de forma miserable nuestro patrimonio natural y nuestros pueblos”, y declara enemigos públicos a diferentes empresas que “pretenden arrasar el medio natural y condenar a nuestros pueblos de forma definitiva”.
Resulta evidente que Castilla y León no tiene la urgencia de aumentar su producción de energía y que estamos ante una oportunidad histórica de planificar los parques eólicos y fotovoltaicos de forma ordenada, respetando nuestros pueblos y nuestro medio natural. Desde ALTA VALDUERNA vamos a darlo todo para que así sea. Castilla y León tiene un patrimonio natural inigualable y no se merece los excesos a los que está siendo sometida nuestra comunidad. Cualquiera que la atraviese puede observar que la práctica totalidad de las líneas del horizonte están ocupadas por aerogeneradores. Basta con entrar en el País Vasco para ver que el aire se detiene y los aerogeneradores son menos frecuentes. Allí, el mayor parque de fotovoltaicas es el de Ekian, de unas 55 hectáreas, inaugurado en enero. Hay que recordar que el macroparque que se pretende instalar en la Alta Valduerna es de 800 hectáreas, más de 14 parques como el de Ekian. Si tan beneficiosos son estos parques, estaría bien que, por ejemplo, Iberdrola, con domicilio social en el País Vasco, planifique grandes macroparques repartidos por toda esa comunidad y, de paso, vacíe sus presas como hizo este verano con la presa zamorana de Ricobayo (con una capacidad equivalente a casi el conjunto de embalses leoneses), ante la mirada impotente de los pueblos ribereños. ¿Sería capaz de hacer esto Iberdrola? Como decimos en León, cuando queremos ser claros: ¡no hay cojones!
Los gobernantes de Castilla y León deben dejar de ser los “tontos útiles” de los grandes fondos y multinacionales. Es el momento de declarar una moratoria o comenzar a tomar medidas como han hecho en comunidades autónomas deficitarias. Observamos cómo diferentes comunidades autónomas reaccionan ante estos excesos, mientras el gobierno de Castilla y León mira para otro lado. Esta parálisis debe acabar y exigimos, por tanto, medidas claras para proteger los pueblos en general y el suroeste leonés en particular.

Más información en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies