Publicidad
17 Oct 2021

Compartir

La Diputación de León abre el segundo periodo de cobro de tasas e impuestos

Recauda para los ayuntamientos más de 116 millones de euros al año

La Diputación de León abrió el lunes 11 de octubre el segundo periodo de cobro de tributos municipales del ejercicio 2021, con plazo hasta el 13 de diciembre en recaudación voluntaria. Para aquellos ciudadanos que tengan domiciliados los recibos del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y demás tasas municipales, el cargo en cuenta se efectuará el 15 de octubre.
Del mismo modo, entre el 18 de octubre y el 20 de diciembre se cobrará la tasa de Gersul, el servicio de gestión de residuos sólidos urbanos que la institución provincial recauda, pero no gestiona. Los recibos domiciliados se cargarán el 22 de octubre.
La Diputación Provincial de León asiste y coopera con los municipios que soliciten este servicio en la recaudación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de naturaleza urbana, rústica y características especiales (IBI), Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) y tasas y demás ingresos de derecho público, tal y como le faculta la Ley Reguladora de las Haciendas Locales. En concreto, 206 ayuntamientos, 124 juntas vecinales, 24 mancomunidades y dos consorcios de la provincia han delegado la recaudación de sus tributos a la Diputación.
Fruto de esta labor, en este ejercicio 2021 se pondrán al cobro más de 1,5 millones de recibos, cuyo importe total asciende a más de 116 millones de euros, lo que convierte al Servicio de Recaudación en uno de los principales de la institución provincial, cuya efectividad va mejorando de año en año”, destacó el diputado de Hacienda, Santiago Dorado, que recalcó además que en el primer periodo de cobro de este ejercicio “se obtuvieron unos porcentajes de recaudación excelentes, el 94,11% para las tasas y el 87,84% para impuestos”. Todo ello, puntualizó, en la recaudación voluntaria, “lo que supone una mejora del 2% respecto a ejercicios anteriores”.
Este servicio que presta la Diputación a los municipios solicitantes modificaba el pasado año los periodos de cobro para rebajar la presión fiscal a los ciudadanos de la provincia, como obligados de estos tributos, en un año marcado por la coyuntura derivada del COVID. Decisión que no afectó a la liquidez de los ayuntamientos, pues la institución provincial les adelantó la recaudación. De este modo, el primer periodo de cobranza, que habitualmente se inicia en abril y concluye en junio, se retrasó tres meses, del 15 de julio al 15 de septiembre, cerrándose con unos porcentajes de recaudación del 93% en tasas y el 86,5% en impuestos. También el segundo periodo de cobro, normalmente entre octubre y diciembre, se pospuso y no se inició hasta el 1 de diciembre, manteniéndose abierto en periodo voluntario hasta el 1 de febrero de este año y con unos porcentajes de recaudación del 93% en las tasas y el 94% en los impuestos.
Este año los periodos de recaudación volvían a la normalidad, entre abril y junio el primero, y de octubre a diciembre el segundo.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies