Publicidad
02 Oct 2021

Compartir

Cuentos chinos

Adolfo Alonso Ares

El Covid-19 apareció en China e inundó el globo terráqueo en unos pocos meses. Afectó a millones de personas que habitamos en todo este planeta y un abultado número murieron por contraer la enfermedad. Muchas perviven aquejadas por los graves efectos de haberla padecido. Otros sufrieron la más profunda crisis económica como consecuencia del virus y de sus avatares, y una inmensa mayoría tuvimos que ser inoculados con incipientes vacunas apenas experimentadas, que, en muchas ocasiones, irradiaron efectos secundarios de enorme gravedad…
Los chinos, esos mismos chinos, ya habían puesto en funcionamiento la colosal empresa inmobiliaria que se llama Evergrande y que, por lo visto, esgrime un capital equivalente al del producto interior bruto de algunos de los países europeos. Parece ser que la susodicha compañía padece de severos infortunios que pueden evocarla hacia la quiebra y, con ella, a cientos de empresas más modestas que también la participan. Arrastrará en el declive a miles de familias que adquirieron su vivienda de modo ilusionante.
Los chinos ya acaparan la economía de este mundo desde los semblantes de un extraño comunismo que es capitalista y que ha enmarañado los sistemas económicos de diversos mercados en todos los países.

…Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies