Publicidad
24 Jul 2021

Compartir

Pelotas

Claudio Galán Carvajal

Existen muchas clases de pelotas. La variedad es extensísima. Lo mismo que “pelotilleros”. Si un día volasen… nublarían al astro rey.
Algunas nos hablan de ¡goooool!, son las más conocidas. Otras de valor: ¡qué pelotas tiene el tío! Las tenemos educativas: fulana por favor, no me hagas la pelota. También acaudaladas: menudo pelotazo ha dado mengano en el Banco. Incluso pornográficas: ¡Caray con Rodolfo, se bañó en pelotas en la piscina del pueblo! O pelotas musicales: ¡Qué bemoles tiene Aquilino…!
El niño “pelotillero” en el colegio, el rastrerillo pelotas en la oficina, en grandes concentraciones: chica, menuda fiestona anoche en casa de Dioni. Estábamos “apelotonaos”, tía.
En Argentina: Che boludo, pásame la bimba… En discusiones familiares: “El no me toques los huevos” también es cuestión de pelotas.
Las tenemos de ping-pong, de tenis (en éste caso tres) la del saque y las de Rafa Nadal. Pelotas de agua, pelota vasca, las de balonmano, baloncesto, balón-volea, incluso comestibles. ¿Se acuerdan de los cocidos bañezanos del ayer? Aquí en Cataluña/España, la típica “pilota” con el caldo de olla por Navidad.
De niño (dirán que me pongo pesado con el ayer) cantábamos la siguiente canción: Pelotas es un estado/un estado de Brasil/ mi tío que es un carota/ estuvo en Pelotas/ to el mes de abril.

…Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies