Publicidad
10 Jul 2021

Compartir

Pequeño Zar y el vagabundo

Marta del Riego Anta

Las grandes estaciones de tren son una muchedumbre de pensamientos y de deseos. A veces pienso que tanta gente a la vez cruzando los tornos y subiendo y bajando las escaleras mecánicas, apresurados, siempre a la carrera, siempre con la mirada fija al frente, tanta gente debe de generar un tipo de energía, una especie de corriente incesante, frenética, que da vueltas en espiral por encima de nuestras cabezas. Ahora que me acerco a Atocha diariamente con Pequeño Zar, y aunque no necesito entrar en la estación, toda esa energía que se escapa de allí me deja exhausta. Es como una oleada, una bofetada en el rostro, una fuerza que te empuja y zarandea. Y toda esa gente diferente, de razas y clases sociales y edades y ambiciones y mentalidades diferentes. Y los policías que patrullan las puertas.
Y los vagabundos. Alrededor de Atocha siempre hay un pequeño enjambre de vagabundos.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies