Publicidad
02 may 2021

Compartir

¿Somos tontos, tontas… o tontes?

Domingo del Prado

En este gran semanario,
aunque no soy periodisto,
voy a escribir en romance
los horrendos “lengüicidios”,
que sueltan muchos polítiques,
políticas y políticos.

Con el “jóvenes y jóvenas”
empezó tal estropicio,
esta tan mala costumbre
de, al hablar, rizar el rizo
con la tontería primera
que una tal Romero dijo
–mas digo que fue Romera
en aras del feminismo–.
Luego continuó la historia,
una tal Bibiana Aído,
Por cierto, ¿dónde está ahora
doña Aído? ¿Dónde ha ido
la que, con “miembros y miembras”
soltó el segundo estallido
de la guerra del lenguaje,
con estos tan graves tiros?
Y hace muy poquitos días,
–poned también díes y díos–
la ministra doña Irene
con Montera de apellido,
–la señora de don Pablo,
el de Unidas no Pudimos–,
citó en excelso discurso,
con muy grande raciocinio,
a las niñas y les niñes,
y, por supuesto, a los niños,
y ansí, donde dijo hija,
dijo también hije e hijo,
y ansí citolos a todes
con lenguaje muy prolijo.
Porque el cantar d´estos “pájaros”
cuando ellos abren el pico
si son hembras, sueltan trinas,
mas, si son machos, son trinos.
Y así trinó doña Irene,
con un cántico tan fino.
que si un hijo, hija o hije,
el tal cántico le ha oído,
las manos a las orejes
sin duda que se ha ponido,
y asustado y medio lelo
tapó los dos orificios
por no escuchar el lenguaje
que parlan los izquierdismos
con sustantivos dudosos
del género indefinido.
¡C´atrevida es la anorancia
de quien tiene tales vicios!

…Puede leer el romance completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR