Publicidad
24 Abr 2021

Compartir

Nuestra historia trepidante

Marta del Riego Anta

Es sábado, sopla un vientecillo que levanta la niebla del Tajo. Hay un anfiteatro, dos torres de madera enfrentadas. Actores vestidos de príncipes medievales y de califas. Hay olivos, matas de romero. Y hay aves que planean sobre el público en vuelo rasante. Las alas extendidas, la mirada fija en algún punto lejano. Lechuzas, búhos reales, águilas calvas, halcones, cigüeñas, marabúes, buitres. ¿Os imagináis un buitre pasando a cinco centímetros de vuestra coronilla?
Me encanta observar aves. He ido a las marismas de Doñana, a las lagunas de Villafáfila, he visto pelícanos en California y bandadas de flamencos en Chipre, he visto alondras en el páramo y el martín pescador en el Órbigo. Pero nunca había visto tan de cerca el vuelo reconcentrado de las aves de presa, la mirada fija, el cuello estirado, las alas desplegadas. Es una visión emocionante. Y está dentro de un lugar extrañísimo llamado Puy du Fou. Un parque de 30 has. al lado de Toledo, donde se han levantado cinco teatros y cuatro aldeas ambientadas en la Edad Media y el Siglo de Oro. Es una especie de cápsula del tiempo: entras en otra época. Una cápsula que juega con la historia de España… y no se quema. Porque ya sabemos que la historia de España está llena de hogueras, de fuegos repentinos, de explosiones.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies