Publicidad
10 abr 2021

Compartir

Primavera en el valle
Patio_de_la_casa_en_Fuente-Encalada

José Dionisio Colinas Lobato

Las fotos de un amigo y el confinamiento de la pandemia por tanta noticia sobre el mal llamado Covid-19 han guiado mis pasos fatigados a un paseo primaveral hacia verdosos paisajes del valle de Vidriales; es ahora un avance de caminar libre por los resecos caminos de un invierno largo, viral, y luego penetrar en la pradera Santa; allí, donde en septiembre, a la sombra de los muros de su santuario y la mirada callada de la tutelar cima de Petavonium, donde un tiempo recogió la romana ciudadela de Sansueña; donde la Virgen inmóvil en sus andas de nogal ve desfilar los coloridos pendones y paños al viento, mirando al atardecer los oscuros cenizales de aquellos lares que un día habitaron los bancales resecos.
Hoy, en esta florida primavera, he vuelto a recordar con mi paseo los primeros movimientos de pequeños renacuajos, verlos nadar en el verdoso regato plagado de berros y de ocas, aquel que llevaba el agua cantarina hacia el pozo de la fragua del herrero, en la que el hierro incandescente la hacía hervir soltando espesas nubes de vapor que, hasta los primeros brotes del anciano sauco, de ella salían.
De regreso, hemos divisado sobre la espadaña morisca de la iglesia el nido de la cigüeña, en cuya trenzada vivienda se ven sus moradoras otear el monte y el tupido encinar de la sierra, donde de vez en cuando aparecen las enormes motas lechosas de cuarzo sobresaliendo entre su tupida fronda

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR