Publicidad
13 Mar 2021

Compartir

Igualdad y educación

Marián Fuertes San Martín

El respeto es la máxima de mi vida. Y desde ahí abordo el tema de hoy.
Todo mi respeto a la disparidad de opiniones y opciones de pensamiento. ¡Siempre! “Excepto” cuando las personas se dedican a discriminar, rebajar, ningunear, y/o descalificar a otras por cualquier motivo (sexo, raza, religión, orientación sexual, ideas políticas, estatus monetario, clase social, etc.); ahí sí que me hierve la sangre.
Y eso pasa muy a menudo conforme se acerca el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Algunos le añaden lo de “trabajadora”. Bien. Pero en general, día de la mujer.
Se reivindican ese día los derechos de las mujeres a un trato igualitario al recibido por los hombres en todos los ámbitos de la persona. Se aboga por la IGUALDAD. Tan necesaria y tan poco respetada en muchos lugares del mundo y en muchos ámbitos de la vida social, laboral e incluso personal.
Esto me hace reflexionar y poner encima de la mesa la fórmula base de la expansión de la igualdad, y no es el hacer seres superiores a las mujeres, o el listón a saltar para pasar por encima de los hombres, ni tan siquiera el trote a galope de arrasar con todo lo que sea masculino y dejarlo pisoteado por lo femenino. ¡No!

……Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

https://mirandohaciaelinterior.wordpress.com/

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies