Publicidad
26 Abr 2020

Compartir

Sonar portátil y laser aéreo proporcionan la imagen más precisa de un Monumento Natural en España: el lago Truchillas

Javier Fernández Lozano

Puclicado en la revista Quaternary International

Un equipo de científicos formado por el geólogo y profesor de la Escuela de Minas de León, Javier Fernández Lozano, y el ingeniero geólogo, Rodrigo Andrés Bercianos, emplean una tecnología ultraligera, rápida y de bajo coste basada en una eco-sonda para obtener modelos batimétricos que, combinados con tecnologías aerotransportadas, permiten generar modelos tridimensionales de alta resolución para el estudio y gestión de lagos de alta montaña situados en zonas remotas. El estudio, realizado en un lago de la provincia de León, ha sido publicado en la revista científica Quaternary International y proporciona una nueva metodología para abordar el estudio integral de lagos de alta montaña.

Uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los científicos que trabajan en áreas remotas montañosas es la posibilidad de contar con equipos ligeros y económicos para la adquisición de información digital para el estudio de lagos de montaña. Esta actividad se complica cuando se trata de zonas naturales protegidas, donde el uso de tecnología queda restringido por cuestiones de conservación e impacto para la fauna.

Ahora, un equipo de científicos ha establecido una metodología rápida, efectiva y de bajo coste con la que poder adquirir información batimétrica y su combinación con otras técnicas como el láser aerotransportado (LiDAR), para la obtención de modelos digitales topo-batimétricos de alta resolución. El potencial de combinar estas tecnologías consiste en la rapidez y fiabilidad de los resultados obtenidos, que permiten mejorar el estudio y monitorización de zonas naturales protegidas sin impacto sobre el medio.

Además, los modelos digitales facilitan la gestión de estos espacios y el análisis de los impactos producidos, por ejemplo, por la degradación natural del entorno como resultado de la erosión y el impacto causado por el turismo. De esta forma, combinando la adquisición de información de la topografía del fondo del lago y la superficial, se pueden gestionar de una manera eficaz los problemas que surgen con frecuencia en estos ambientes protegidos.

Para ello, los científicos adquirieron un equipo ligero, compuesto por una barca hinchable de 7 kg de peso y una eco-sonda de 250 g, y realizaron varias transectos a lo largo y ancho del lago, tomando el perímetro del mismo para acotar la georreferenciación de las medidas. Los datos obtenidos, consistentes en una nube de puntos, fueron normalizados a la profundidad real mediante un ajuste de esos puntos a la cota establecida del nivel cero del agua del lago. El procesamiento de los datos y su clasificación se realizó con software avanzado y la nube de puntos se interpoló para la creación de un modelo matemático tridimensional de alta resolución. Con ello se ha calculado que la profundidad máxima del lago es de 13,3 m y que su geometría, tan diferente de un sector a otro del mismo, está condicionada, además de por los procesos de erosión/sedimentación glaciar, por la presencia de una serie de fracturas que controlan la pendiente y profundidad del lago.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

http://javi-geo.wix.com/javier-fernandez-lozano#!

https://twitter.com/JavierFdezLozan

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies