Publicidad
02 Mar 2019

Compartir

Y sin embargo, se mueve

Daniel Ortiz Guerrero

La dejadez de las últimas décadas está teniendo sus inevitables consecuencias. Durante más de treinta años hemos podido, fase a fase, ir comprobando la desertificación demográfica de estas tierras. La región de León, lo que los cursis llaman «el occidente de Castilla y León», es una isla más en ese archipiélago que los medios vienen a llamar, como si de una región ártica se tratara, la Laponia interior.
No sólo es que España sea el país que peor uso suele hacer de los fondos europeos destinados al desarrollo rural. No. Es que Castilla y León ha sido la típica Comunidad Autónoma que los políticos de nuestro país han usado para medrar. Para darse a conocer. Para beneficio de su carrera, sin distinción de siglas, y gobernando desde Valladolid como si no hubiera nada veinte kilómetros más allá.
La cuestión se vuelve especialmente preocupante cuando nos centramos en el caso particular. En La Bañeza. Porque al menos en las vecinas comarcas han puesto las bases para salir adelante. La Maragatería tiene una incipiente industria turística. Villadangos del Páramo, un floreciente polígono industrial. ¿Y Benavente? Benavente ha sabido aprovechar su estratégica situación en el nudo de comunicaciones del noroeste español. Su centro de transportes es la envidia de cualquier capital de provincia todas las noches. Tiene una actividad impresionante que lo convierte casi en una ciudad autónoma de la cabecera comarcal.

…………Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa

http://www.daniel-ortiz.es/paginapersonal

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies