Publicidad
02 Feb 2019

Compartir

San Blas patrón, cuida de nuestro gaznate

Javier Castaño

La nicotina recorre todas las partes vitales de todo “quisqui” hasta apiparse y dañando el más recóndito lugar. El fumar es un placer, ya lo aclamaba Sara Montiel, pero muy pernicioso, es una manera de suicidarse. “Que nadie se quede sin voz, don más preciado del ser humano”. Es sencillo dejar el vicio del tabaquismo, yo lo he dejado mil veces, pues provoca miles de muertos, “yo sigo vivo, qué casualidad”. Las enfermedades más frecuentes son respiratorias y cardiovasculares. A los estados les interesa que se fume, tienen unos ingresos muy abultados. Aplica ese dicho de: di la verdad y te cortarán la cabeza. Contigo aprendí, no sin dolor, que todos tenemos un lado oscuro en el corazón (Mario Benedetti).
La vida es muy corta, fumes o no. Donde hay humo, no hay bien ninguno.
De chavales empezamos a fumar “mataquintos” que se compraban en el estanco de doña Matilde. En tiempos pasados los padres no dejaban fumar hasta no botar el gorro. Fumar es bajar del tren en marcha. Si en la taberna no hay humo, no es taberna, ¿qué es?, no lo sé, pero taberna no es. El juez de esta estupenda cofradía es Ángel Esteban Pérez, sus componentes suman medio centenar. Salen de procesión con su cuadro de tamborileros, charanga y mujeres que llegan a adquirir el renombre de “Sanblasinas”. San Blas es patrón no solo de las enfermedades de la garganta, también de tejedores, cardadores. Esta cofradía siempre presumía de rango y ostentación de la villa en 1642.

…….Puede leer en artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies