Publicidad
26 Ene 2019

Compartir

Nos tocará a todos

Daniel Ortiz Guerrero

En los tiempos que corren, quizá con más asiduidad que en el pasado, nos hemos acostumbrado a que desde el poder se nos prohíba hacer de todo. Y lo vivimos con una complicidad social pasmosa. ¿Quién no está de acuerdo en prohibir circular en coche sin cinturón si salva vidas? ¿Quién no está de acuerdo en prohibir usar la bici sin casco? ¿Quién no está de acuerdo en que haya que solicitar y pagar licencias para todo?
Cuando consentimos una prohibición somos un poco más esclavos. Estamos restringiendo nuestro ámbito de libertad de manera inconsciente. Echando la vista atrás es como mínimo aterrador el espacio de actuación voluntaria que hemos perdido en las tres últimas décadas. Y siempre que algo se prohíbe los argumentos son razonables. Siempre se encuentra un motivo aceptable y compartido por la mayoría para prohibir lo que se pretende. La democracia no puede ser la dictadura de la mayoría. Eso es aplastar al individuo.
Cuando se habla de libertades civiles muchos se refieren con frivolidad al aborto, cuando esa cuestión, sobre la que cuesta posicionarse, no es un asunto de libertad sino de ética sobre la vida humana. Pocos se paran a pensar en que la libertad es poder ir libremente a cazar, a los toros, salir en moto, en bici de montaña o conducir un diésel.

…………Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa

http://www.daniel-ortiz.es/paginapersonal

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies