Publicidad
23 Dic 2011

Compartir

El misterio de la Navidad

Mª Paz Álvarez.
Al llegar estas fechas hablamos del “misterio de la Navidad”, voy a poner el “misterio”… ¿Por qué empleamos esta expresión? ¿Quizá porque no acabamos de alcanzar la profundidad del hecho que celebramos? ¿O es porque nos resulta demasiado entrañable?
Pero es que ¿puede cualquier ser humano conocer y vivir lo que el “misterio” representa: Un Dios que se hace hombre, un Dios que, al llegar la plenitud de los tiempos, envía a su Hijo nacido de mujer, nacido bajo la ley, para que recibiéramos el ser hijos por adopción?
¿Puede entonces concebirse este tiempo, sólo y únicamente, lleno de adornos y nieve, de árboles y estrellas, de juergas y champagne? Es imposible, si conocemos lo que el “misterio” entraña.
Yo os animo, a acercaros a ese “Misterio” tan representado por nuestros artistas y todos los años evocado en tantos Nacimientos de nuestras Parroquias, Colegios, familias, centros; pero hacerlo en profundidad, con el corazón lleno de humildad y de ternura, y nunca mejor dicho, como el que se acerca al “misterio” de la Vida hecha carne.
Recordad que sólo los humildes, los pobres, le reconocieron y fueron corriendo a adorarlo en cuanto oyeron al ángel cantar:”Gloria a Dios en las alturas y paz en la tierra a los hombres que ama el Señor”.
Nuestros clásicos lo han sabido expresar a través de los villancicos y la gente sencilla con representaciones populares.
Así nos dice Lope de Vega: “De una Virgen hermosa/ celos tiene el sol/ porque vio en sus brazos/ otros Sol mayor”. “Aquella luz pura del Sol procede/ porque cuanto puede le da hermosura;/ el alba segura que viene cerca/ desterrando la noche de nuestras penas”. “Venid, venid pastores/ venid aquí, llegad/ digamos al ministro: “Vamos a celebrar/ el misterio divino/ de la natividad/ de Cristo redentor/ de la humanidad (La Pastorada).
Es que ellos han entendido que la Navidad conmemora el nacimiento histórico de Jesús, es decir, celebra el “misterio” de Dios hecho hombre o la manifestación del Señor en la historia. De aquí procede la verdadera alegría, la que nace de dentro. Si es así, entonces podremos cantar y decir a todos. ¡Feliz Navidad! Que su luz te envuelva y llene tu hogar de dicha y bendiciones.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies