Publicidad
21 Mar 2013

Compartir

Damos la bienvenida al nuevo Papa Francisco

Alrededor de las siete y cuarto de la tarde del miércoles 13 de marzo, las campanas de la iglesia de Santa María de La Bañeza comenzaron a tañer por la elección del nuevo Papa, Jorge Mario Bergoglio, que hace el número 266 de la historia y que fue elegido en la tercera “fumata”, después de cinco votaciones y al segundo día de iniciarse el cónclave en la Capilla Sixtina del Vaticano.
Se trata del primer Papa hispanoamericano de la historia, quien asumirá la cátedra de Pedro con el nombre de Francisco, en homenaje al santo de Asís, el hombre de los pobres y de la paz. Es de nacionalidad argentina, tiene 76 años, pertenece a la orden de los Jesuitas y hasta ahora ocupaba el cargo de arzobispo de Buenos Aires.
Entre las primeras palabras que pronunció desde el balcón de la basílica de San Pedro, antes de efectuar la Bendición Urbi et Orbe, elevó una oración por el Papa emérito (Benedicto XVI) y pidió a las miles de personas que abarrotaban la plaza: “rezad al señor para que me bendiga a mí”, con el Padrenuestro, el Ave María y el Gloria al Padre.

Camino de hermandad, amor y confianza

También expresó: “Y ahora, comenzamos este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Pidamos siempre por nosotros: los unos por los otros. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Les deseo que este camino de Iglesia sea fructífero para la evangelización…”

Detalles de humildad y carácter

En la mañana del jueves 14, tras rezar en privado ante una imagen de la Virgen, le pidió al chófer del Vaticano que lo acercara a Vía della Scrofa para recoger su maleta del albergue en el que había pasado sus primeras noches en Roma y pagar religiosamente la cuenta. Antes, había dejado plantado al sastre, había rehusado el coche lujoso que le ofrecían y había pedido que la escolta se redujera al mínimo indispensable. También lleva una cruz pectoral plateada, en lugar de una de oro, como sus antecesores.

Importancia de la Unidad y Nueva Evangelización

En el “Encuentro con los cardenales” del viernes 15, el Papa les recibió de pie, les agradeció su colaboración, subrayó la importancia de la unidad y les invitó a “no caer en el pesimismo, porque el Espíritu Santo dará a la Iglesia el valor de perseverar y buscar nuevos métodos de evangelización, dado que la verdad cristiana es atractiva y persuade porque responde a la necesidad profunda del ser humano”. “Si no confesamos a Jesucristo —añadió— nos convertiremos en una ONG piadosa, pero no seremos Iglesia”.
La iglesia católica actual necesita tender puentes de unión entre sus propios fieles, con otras confesiones y con el mundo en general, y ha elegido “al pastor más adecuado”, en palabras de algunos religiosos, “un hombre intelectual y que sabe gobernar”, por lo que se espera un cambio profundo.
Desde aquí le felicitamos y pedimos por él, deseándole lo mejor en su pontificado.

TAB

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies