Publicidad
10 Feb 2022

Compartir

Teruel y León: vidas paralelas

Modesto Berciano (Miembro de la Plataforma Alta Valduerna)

Redacto este artículo antes del comienzo de la campaña electoral y sabiendo ya que ese partido cantonalista, una de las muchas acusaciones que recibe ese partido que llaman España Vaciada, no se presenta en nuestra provincia. Ya nadie duda que el adelanto electoral ha tenido lugar, entre otras razones, para pillar desprevenidas y sin tiempo para organizarse a esas posibles candidaturas. En la provincia de León lo han conseguido. La estrategia de ese adelanto sería buena si sirviera para corregir tanto desprecio y abandono para con nuestros pueblos. Si sirviera para escucharnos y empezar a poner en marcha soluciones. Pero seguramente servirá para persistir en el error de saquear nuestros pueblos.
Repaso los resultados electorales del suroeste leonés (comarcas de Cabrera Alta y Baja, Jamuz, Valdería, Valduerna, Maragatería, Sequeda y Cepeda) y, sistemáticamente, los dos grandes partidos, PSOE y PP, copan más del 80% de los votos. El porcentaje es aún mayor en las municipales, donde en gran parte de los ayuntamientos suman el 100% de los votos. Así ha sido, hasta ahora, en más de 40 años de democracia. Y así ha sido en la provincia de León. Y así fue en la provincia de Teruel.
En el caso de Teruel, provincia de Zaragón, el aislamiento y el abandono por parte de todas las administraciones fue constante durante décadas. Y cuando más necesitaba la ayuda, con el cierre de las minas culminado en 2019 y el cierre de las centrales culminado en 2020, no la tuvo. Fueron cierres hechos en carne viva, sin anestesia. ¿Les suena a ustedes esta situación? Los que vamos teniendo una edad nos acordamos de aquellas Zonas de Urgente Reindustrialización (ZUR) de los años 80, programas pensados para hacer frente a la reconversión industrial. Así surgió “Teruel Existe”, como plataforma que reclamaba un trato diferente para un Teruel sin minas, sin centrales, sin tren, sin autovías y sin las infraestructuras más elementales. Pero con una marea de proyectos de renovables impresentable. El arranque de “Teruel Existe” fue espectacular: se coloca como primera fuerza directamente, obteniendo 1 diputado (se elegían 3) y 2 senadores (se elegían 4). Conozco muy bien, por razones que no vienen al caso explicar, este movimiento desde su inicio. Los mejores resultados de “Teruel Existe” están por llegar: en las municipales, donde van a presentar candidaturas vigorosas, con ganas de ganar y de gobernar, frente a candidaturas resignadas y desmotivadas de los partidos importantes. Mi pronóstico es que arrasarán. Lo mismo va a pasar con “Soria” ¡Ya!: mi pronóstico es que será también la primera fuerza en esas elecciones y en esa provincia, igual de abandonada que su vecina Teruel.
Tanto Teruel, como Soria, como León, como casi toda Castilla y León, sufren un abandono y una despoblación que no nos merecemos. Si nos remitimos al suroeste leonés, el abandono es casi irreversible. En este territorio, de unos 2.000 kilómetros cuadrados, se han presentado multitud de macroproyectos de renovables (Alta Valduerna, Valderrey, Quintana del Castillo, Villameca, Quintana y Congosto, Val De San Lorenzo, Cabrera, Corporales, Torneros, Alta Cabrera, Anemide, Villamontán…); varios proyectos de embotelladoras, mientras nuestros labradores no pueden regar porque hay que garantizar el cauce ecológico (¡maldita seas Confederación Hidrográfica del Duero!); varios permisos para solicitar derechos mineros (oro y afines); y tenemos un campo de maniobras militares con un siglo de vida. Se quiere un saqueo de nuestros recursos (2000 millones de euros anuales generarían todos los proyectos de renovables) ejecutado por empresarios sin escrúpulos, que harán de intermediarios llevándose cantidades indecentes de dinero. Dicho en plata, o en oro mejor: quieren que los vecinos seamos prostitutas y que pongamos la cama (o sea, nuestras tierras) para que venga el chulo de turno a llevarse la pasta.
El panorama es desolador. Desde Alta Valduerna hemos pedido, de forma repetida, sentido común, planificación de los recursos y respeto a nuestros pueblos y nuestros medios de vida. Ahora resulta que con estos proyectos infames de renovables pueden usar tus fincas sin permiso. No me toca decir si hay algún partido político capaz de escucharnos y de atender nuestras propuestas electorales, pero de no ser así estoy convencido que en León habrá, en el futuro, cambios importantes en la correlación de fuerzas si no escuchan las súplicas de esta España vaciada. Vamos por el mismo camino, igual es una suerte, que Teruel.

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies