Publicidad
04 Dic 2021

Compartir

Mal mandada

Marta del Riego Anta

No sé si será por la pandemia o es mi evolución personal, pero cada vez soporto menos que me den órdenes. Yo sería incapaz de trabajar en el ejército o en, pongamos, la Guardia Civil. Si me ordenaran hacer algo estaría preguntando cuál es la razón, qué sentido tiene y, sobre todo, por qué tengo que obedecer. No le sucede a todo el mundo, claro, y menos mal, si no menudo caos. Hay gente a la que le gusta que le digan lo que tiene que hacer. Así se ahorra pensar. El otro día me contaba un amigo, que trabajó de guía turístico, que en los viajes organizados los viajeros se ponían totalmente en sus manos. Él les explicaba el plan del día y la gente obedecía sin rechistar, había algunos que hasta hacían preguntas del tipo, ¿y a qué hora nos duchamos? ¿y a qué hora nos vamos a dormir? Y estaban encantados de que él les contestara y les hiciera un horario para todo (solo les faltaba preguntar, y a qué hora hacemos el amor).
Y fijaos qué cosas, yo no aguanto los viajes organizados.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies