Publicidad
18 Sep 2021

Compartir

Paisajes que emocionan

Adolfo Alonso Ares

La Bañeza y su entorno detentan mundos insólitos que ofrecen paisajes conciliadores. Ofrecen una amalgama de pueblos que se mimetizan en las márgenes de los ríos Tuerto, Duerna, Jamuz y Eria. Arterias que fecundan el paisaje para auspiciar la vida que se vierte en una tierra dúctil y dichosa. Pues las comarcas que rodean la ciudad son los nichos fecundos que reafirman antiguos horizontes y alzan los vaticinios de El Teleno por encima de todo ese legado que ha ido humanizándose en el mundo. Las comarcas bañezanas se inmiscuyen en el panorama paisajístico, como eslabón sencillo que cohabita con todo ese misterio que deshila los mejores legados para el hombre. El ser humano humilde, que desde tiempos inmemoriales dibujó un laberinto de caminos, de sendas y de campos que tamizan, cultivos que han colmado en los inviernos las míticas despensas que huelen a centeno y a manzanas. El cereal que es oro y sacramento, las alubias que trepan en lo verde de un viejo y escondido laberinto que vive en el misterio de las selvas…
La Bañeza está rodeada de aquel eterno anhelo que concilia lejanos ornamentos que se fruncen en viejos campanarios, en las estilizadas espadañas que anuncian un levítico legado que nos ha custodiado desde siempre.

…Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies