Publicidad
01 Sep 2021

Compartir

La Plataforma Alta Valduerna expone el peligro de las plantas solares fotovoltaicas

En nombre de la Pataforma alta Valduerna, Modesto Berciano ha dirigido una carta a la presidenta de la Confederación Hidrográfica del Duero, Cristina Danés, donde expone que, con fecha 20 de abril de 2021, se publica en el Boletín Oficial de Castilla y León anuncio del Servicio Territorial de Industria, Comercio y Economía de León de la Consejería de Economía y Hacienda, por el que se somete a información pública la solicitud de autorización administrativa previa y el estudio de impacto ambiental de varias plantas solares fotovoltaicas, a las que se añaden infraestructuras de evacuación situadas, entre otros, en los términos municipales de Destriana, Luyego y de Castrillo de la Valduerna.

En el escrito afirma que “no son los únicos proyectos publicados en el Boletín Oficial de Castilla y León, dado que otros, ya sean de plantas fotovoltaicas o eólicos, se ubican en las comarcas del suroeste de la provincia de León: Cepeda, Sequeda, Maragatería, Jamuz y Cabrera. En definitiva, miles de hectáreas afectadas que, de llevarse a cabo estos proyectos, provocarían cicatrices profundas en nuestros pueblos. Por este motivo, los expedientes antes citados fueron objeto, en tiempo y forma, de más de 3.000 alegaciones. Una reacción, nunca antes vista, a esta salvajada contra el medio ambiente, que pretende sembrar unas 800 hectáreas con 1.200.000 placas solares”.

“Conviene precisar que esta tramitación administrativa por parte de la Junta de Castilla y León de las diferentes autorizaciones de proyectos de plantas fotovoltaicas es irregular. La principal y más grave de estas irregularidades es el hecho de que se esté produciendo la fragmentación de grandes proyectos fotovoltaicos en una diversidad de otros más pequeños (siempre inferiores a 50 MW), dentro de una estrategia que persigue eludir su tramitación ante la Administración General del Estado, tal como señala el Real Decreto 413/2014. Esto, en la práctica, supone claramente una

concentración de proyectos. Pero aún se hace más evidente al comprobar que las plantas, supuestamente independientes entre sí, comparten una misma línea de evacuación que finaliza en una subestación en común. Estos proyectos son todos pertenecientes al Grupo Lamelas Viloria. Se trata, por tanto, de actos realizados al amparo de una norma que persigue un resultado que contraviene el ordenamiento jurídico, ejecutado en fraude de ley”, recalca.

“Estos proyectos de plantas solares ocuparán, como ya hemos dicho, unas 800 hectáreas de forma directa en la zona que limita con la carretera LE-133 por el este, alargándose por el oeste al término municipal de Castrillo de la Valduerna. Por el norte y por el sur, estas macroplantas solares delimitan, respectivamente, con los ríos Duerna y Valtabuyo. De hecho, en algunos tramos de estos ríos las plantas solares quedarían a escasos metros de sus cauces, viéndose éstos directamente afectados. El caso más paradigmático es el del proyecto de planta solar Castrillo IV, que atraviesa (note usted la ironía) el río Valtabuyo. Como es sabido, la puesta en marcha de estas plantas solares exige obras de aplanamiento y la destrucción sistemática del suelo. Conviene recordar que el suelo es el soporte físico sobre el que se desarrolla la actividad agraria y silvícola, y es el medio del cual las plantas obtienen los nutrientes y el agua necesarios para completar sus ciclos vitales. El suelo constituye, además, el hábitat de numerosas especies, y es un elemento del paisaje y del patrimonio cultural y una fuente de materias primas. Para que el suelo pueda desempeñar sus funciones es necesario preservarlo en buen estado. Con estas plantas solares todo este suelo va a ser destruido de forma concienzuda, aplicando sulfatos herbicidas para que la vegetación no obstruya la radiación solar. Conviene recordar que, tras el pavoroso incendio de 2012, toda esta zona ha experimentado una rápida recuperación y que ya se puede ver vegetación de cierta envergadura, incompatible con estas plantas solares.

En definitiva estas plantas provocarán, con la destrucción del suelo, procesos de escorrentía que arrastrarán la capa más fértil del suelo junto con los herbicidas hacia los cauces de los ríos Duerna y Valtabuyo. Similares procesos destructivos se producirán con otros proyectos de plantas solares en los vecinos ríos Peces, Jamuz, Turienzo, Tuerto, Eria y Cabrera. Y todos estos ríos se verán atravesados por las infraestructuras de evacuación. En definitiva, se producirán procesos de lixiviación, desplazando agentes contaminantes y desechos hacia estas cuencas. Y a su vez al río Órbigo, posteriormente al río Esla y, finalmente, al río Duero. Resulta evidente que toda la flora y fauna que hay en torno a estos ríos va a ser directamente afectada. No nos atrevemos a valorar si también se va a ver afectado el acuífero La Maragatería, situado en el pueblo limítrofe de Quintanilla de Flórez, que es básico para la comarca del Jamuz.

Por lo que respecta al recurso hídrico, en el caso de los proyectos que nos ocupan, se han planteado como proyectos individuales que, viéndolos sobre el mapa, se observa que son superficies extensísimas de terreno: más de 800 Ha en total con las 8 plantas, aparte de las líneas de evacuación.

Por cada metro cuadrado de paneles fotovoltaicos es necesario gastar un litro de agua de buena calidad en su limpieza, al menos 3 veces al año”.

Ejemplo del proyecto Valduerna I

“En la memoria del proyecto figura que consta de 151.119 módulos fotovoltaicos, que tienen cada uno 1,944 m2 de superficie. Esto son 2 litros de agua por módulo (1 litro por metro cuadrado)= 300.000 litros de agua para la planta Valduerna 1, por 3 veces al año, resultan aproximadamente 900 m3 al año para Valduerna I. Esto es, más o menos, dos

veces el volumen de la piscina municipal de Destriana por planta y año. Para las 8 plantas equivaldría aproximadamente a 16 piscinas por año.

En los últimos años, esta Confederación Hidrográfica del Duero ha sido especialmente exigente con los agricultores valdorneses, priorizando el caudal ecológico de los ríos antes que el riego de sus sedientas fincas. Resulta chocante este afán persecutorio contra unos sistemas de riego que son muy anteriores, unos dos siglos, a esta Confederación Hidrográfica del Duero, tal como ha señalado Laureano Rubio, catedrático y valdornés para más señas. Sin embargo, observamos atónitos el papelón de esta Confederación, al no hacer ni una sola objeción a todo este disparate contra los ríos, sus cuencas y los acuíferos”, indica.

Por todo ello, solicita de forma urgente, en primer lugar, que dé órdenes precisas para determinar el alcance de estos proyectos de plantas fotovoltaicas; en segundo lugar,  que dé órdenes precisas para que se analicen las consecuencias sobre los cauces de los ríos afectados, sobre sus cuencas, sobre la vegetación de sus riberas y sobre la fauna; y en tercer lugar, que dé órdenes precisas para que se determine el origen, si fuera el caso, del agua con el cual se va a proceder a la limpieza de las placas solares.

Además, atendiendo a la gran permeabilidad del suelo y acuíferos, ruega que dé órdenes precisas para determinar el alcance de estos proyectos y su afectación a los acuíferos, especialmente al acuífero antes mencionado, denominado La Maragatería, y atendiendo al fraude de ley antes explicado, que dé órdenes precisas para que sea la Administración General del Estado, de la cual depende esta Confederación, la encargada de tramitar estos proyectos, con arreglo al Real Decreto 413/2014.

Y concluye aprovechando la ocasión para recordarle que “todos los ríos mencionados no tienen reguladas sus cabeceras, tal como ocurre con los ríos leoneses más importantes que nacen en la Cordillera Cantábrica. Incluso ríos menores, caso del Cueza, también van ser regulados. Creemos que todos los ríos que atraviesan nuestros pueblos pueden ser regulados, garantizando un cauce ecológico todo el año y el riego a nuestros perseguidos agricultores. Y todo ello con un mínimo impacto ambiental”.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies