Publicidad
07 Nov 2012

Compartir

“Lolo” Carracedo, un hombre para todo

Vino al mundo en La Bañeza,
entre el Órbigo y el Tuerto.
Y con ocho extremidades
porque, como aquí demuestro,
se dedica a muchas cosas
y no puede estarse quieto.
Es muy famoso en la villa,
y su nombre es Manuel, pero,
lo conocen como Lolo,
que es más familiar y tierno.
Por si aún no han caído,
su filiación yo completo,
añadiendo su apellido:
Él es Lolo Carracedo.

Con unos pocos de años,
siendo aún él muy pequeño,
pronto empieza a trabajar,
haciendo de camarero,
en el antiguo Bar Paco
que hoy es Odessa, por cierto.
No llegaba al mostrador,
al ser Lolín tan pequeño,
así que se fue estirando,
poco a poco fue creciendo,
sirviendo copas y vasos
siempre servidor dispuesto.
Hasta cumplir diez y siete
Lolo estuvo en dicho empleo.
Cuando se hizo adolescente,
el Lolo se va metiendo
al negocio familiar
de Bodegas Carracedo.
Allí pasa varios años
catando vinos añejos,
entre botellas y cántaros,
entre cubas y cubetos.
A pesar de su trabajo,
jamás Lolo estuvo ebrio,
que, aunque estaba entre botellas,
el vino, Lolo… ¡ni olerlo!.

Cansado de tantos vinos
se nos fue Manolo luego
en busca de otro trabajo,
y entró a manejar dineros
como empleado de banca
muy cerquita de su pueblo.
En Santa María del Páramo
ejerce como banquero;
tan bien lo debió de hacer,
que muy pronto lo ascendieron
y fue director de Banco,
de intereses y de créditos.

Su familia es importante,
lo afirmo, y verán que es cierto,
pues fabricó siete hijos
y tiene ya nueve nietos.
Ingresó en la Cofradía
de Jesús el Nazareno,
y de su ilustre Cabildo
don Manuel es ahora miembro.
Un año ejerció de Juez
con gran pundonor y acierto,
y repitió un segundo año,
de juez justo, sabio y serio,
porque el que lo sucedía,
estuvo otro año indispuesto.
De guía de la cofradía
por sufragio lo eligieron,
y hasta “Guardián permanente”
llegó Lolo Carracedo.

Como no puede parar,
y no sabe estarse quieto,
pertenece a Monte Urba
y es un socio muy dispuesto
Lleva más de quince años
o sea, más de tres quinquenios,
ayudando a bien montar
el famoso nacimiento
que en El Salvador nos pone
el “Cabo” del “regimiento”.
Del Círculo Mercantil
hasta ha sido tesorero,
y ha cantado en la Coral
hasta el “Porompompero”.
Se va a la Escuela de Música
ya jubilado y, al verlo,
a su nieta el gusanillo
del saxofón va metiendo.
Aficionado al billar,
organiza mil torneos,
y Lolo, de carambola,
mete las pelotas dentro.
Como Lolo es tan activo
y le gusta el cachondeo,
en la Charanga “Ollo o Can”
hace de tamborilero.
Él es, por si fuera poco,
entusiasta “colchonero”.
No, no fabrica colchones,
lo que yo aquí decir quiero
es que ha sido Presidente
de la Peña del Atlético.
Por eso, vestido a rayas
es como yo os lo presento.

Seguro que algún oficio
me he dejado en el tintero,
pero queda aquí la muestra
de este Manuel tan inquieto
que algunos dicen que cuenta
las aficiones por cientos.
La verdad, no sé de dónde
el Manolo saca el tiempo…
Mas lo cierto es que este Lolo
es un Lolo… muy completo.

    Domingo del Prado

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies