Publicidad
20 feb 2021

Compartir

Amigos

Claudio Galán Carvajal

La amistad. Esa relación afectiva entre personas. Afectivos lo somos, y no afectivos también. Hoy los amigos se cuentan con los dedos de la mano. A esos que me la dieron y dan… ¡choca ese codo, hermano!
Bíblicamente somos muchos los llamados y pocos los escogidos.
J.L.B. me dijo un día: el mejor amigo mío soy yo. Y el peor también.
Aquí, en Cataluña (España), un amigo bañezano, que también recibe El Adelanto, me dijo hace unos días: “nos vemos si el Covid lo permite.
Claudio, siempre que escribes lo haces en pasado; hablas de cosas y lugares que ya pasaron a mejor vida, ¿acaso el presente no te agrada?”.
El presente –le contesté– lo dejé en la “Mili”, para ser exacto, en el Cuartel de Artillería de Astorga.
Me gustan y no me gustan los tiempos en que vivimos. Admiro el progreso, pero no la velocidad a la que circulamos. Tenemos prisa para todo, menos para la contemplación; en ocasiones los nervios a flor de piel nos hacen mear fuera del tiesto. Otras veces, con parada y fonda, el hombre se encuentra a sí mismo, siendo capaz de los mayores logros y progresos. Pescamos en río revuelto y, como dijo el Guerra (no el torero, el político): “a éste país no lo va a reconocer ni la madre que lo parió”.
Yo, en primera persona, a veces ni me reconozco.
Somos un interés muy elevado en las cuentas de nuestras vidas.
Con lo amigos sucede otro tanto. Puedo presumir y presumo de los que tengo; esos que jamás negocian su amistad a un tanto %.

…Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa.

Sin comentarios
ASISA
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR