Publicidad
21 nov 2020

Compartir

Cárabos y curuxas

Marta del Riego Anta

El canto del cárabo y su eco. El canto del cárabo macho que replica a otro cárabo macho. Escucharlo en la noche. Cómo uno replica al otro. Cómo se acercan o se alejan. Los cárabos son muy territoriales y compiten entre sí por una zona. Pero en vez de liarse a picotazos, cantan ‒son mucho más civilizados que el ser humano‒. En diciembre comienza su celo, pero ya se les escucha en noviembre. Sus duelos verbales que parecen lamentos. La leyenda de los cárabos que traen muerte. O de la curuxa, la lechuza. Aves nocturnas que escuchamos, pero no vemos. Con su vuelo silencioso, misterioso.
Escucho el canto del cárabo. Y su réplica. Están ya rojas las bayas del acebo. El suelo alfombrado de castañas. Avellanas en los avellanos. Níscalos, boletus, cantarellas. Y las hojas doradas de las hayas. El otoño en el norte de León. En la montaña. Y las hojas doradas de los robles. El otoño en el oeste del León, en La Cabrera.
¿Por qué estos apuntes naturalistas? Porque en esta época, en la que no podemos tocarnos ni juntarnos ni apenas hablarnos, solo a través del sonido amortiguado de la mascarilla, o a través de una pantalla; en esta época de distanciamiento social,

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR