Publicidad
12 sep 2020

Compartir

Excrementos de nutria

Marta del Riego Anta

Los excrementos de nutria huelen bien. Es mi descubrimiento de este verano. Ya, es un pobre descubrimiento para un verano entero. Pero piensen qué significa: que he perseguido nutrias y, por extensión, que he pasado mucho tiempo al aire libre, es decir, en el río, donde habitan las nutrias.
Siempre me ha fascinado el río. Tiene algo especial, bulle de vida. Truchas, renacuajos, zapateros, larvas de todo tipo, culebras. Y nutrias. Lo de la nutria es nuevo, quiero decir, la recuerdo de los programas de Félix Rodríguez de la Fuente o de las historias de caza de  mi padre, pero no había vuelto a pensar en nutrias. ¿Por qué iba yo a pensar en nutrias?
Y llegó el confinamiento y acabé pensando en nutrias. Este ha sido el verano que más tiempo he pasado aquí desde que me fui de La Bañeza, así que me he dedicado a explorar la naturaleza. Bosques, ríos, montañas. Pero volvamos a nuestra amiga la nutria y a cómo hice el descubrimiento del verano.
Me contaron que había nutrias en un paraje del río Luna. Así que fuimos a seguir su rastro. El río se bifurcaba dejando una especie de isla en el centro, donde se suponía que vivían. Para llegar allí, atravesamos la corriente, hundimos los pies en un barro negro y pegajoso, sorteamos los cagajones de vaca. Íbamos súper equipados, o sea, en bañador y cangrejeras.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR