Publicidad
11 sep 2020

Compartir

En memoria de Juan Carlos Luengo: un hombre bueno, amigo de verdad
Juan-Carlos-Luengo(Laura-Luengo)

Tista Rubio

Tus hermanos me acaban de dar la triste noticia de que te has ido, y aunque sabía hace tiempo que tu batalla contra la terrible enfermedad estaba perdida, no me hago a la idea de que ya no estés entre nosotros. En la noche cerrada, tu casa, frente a la mía, se encuentra en silencio, teñida de un luto riguroso. No puedo dormir, querido Juan Carlos, y cuando aún quedan varias horas para el amanecer, me pongo a escribir estas sentidas letras en tu memoria, sabiendo que estarás en un mundo mejor en el que ambos creíamos, al que Dios te ha llevado pronto, como suele hacer con las personas que quiere tener a su lado cuanto antes.
Pierdo un verdadero amigo, de los que estuvieron a las duras y las maduras, dando la cara cuando había que darla, con esa templanza que lo caracterizaba, conciliador en todo momento, dotado extraordinariamente para las relaciones públicas, emprendedor y trabajador incansable, ejemplo en esta época donde algunos pretenden vivir del cuento y critican a los que crean empleo. Te pido permiso para destacar otras facetas tuyas que muchos desconocían: las del altruismo, la prudencia y la caridad, ayudando a muchas personas que necesitaron apoyo. Ojalá estas tierras sigan dando al mundo personajes de tu talla humana y profesional.
Vecinos durante muchos años, recuerdo cuando celebrábamos juntos nuestro santo, siempre unidos de verdad, fieles cómplices, sin rencores, ni envidias, alegrándonos por nuestros éxitos y consolándonos en nuestros fracasos. Vivencias en una Bañeza que amamos y que marcaron una época compartida en la que nunca te vi enfadado, al contrario, siempre con disposición animosa.

Jesús Crucificado en la procesión del día de Viernes Santo. Foto: TAB

Cada año, entre otras ocasiones, nos encontrábamos el día de Viernes Santo, cuando pujabas la talla de Jesús Crucificado, de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno, y nos hacíamos una foto a su lado.
Durante la gravísima enfermedad que padecí en mi juventud, fuiste el único amigo de la pandilla que estuvo a mi lado preocupándote y dándome ánimos; y hace un lustro volviste a visitarme en el hospital, cuando me atacó el cáncer que ha acabado contigo. Son detalles sinceros de un humanismo que nunca podré olvidar.
Valoro tu fuerza y tu aplomo en la tremenda lucha que sostenías desde hace tiempo para superarlo, siempre con la ayuda de tu inseparable y amada Montse, de quien alababas su entrega incondicional y cariño, diciéndome: “¡Qué suerte hemos tenido con nuestras mujeres, amigo!”.
Hoy contemplo, como esperanza de futuro, a vuestra hija Laura, en la que veo reflejado tanto tu carácter como tu físico, este último muy mejorado, por cierto. Sé que te estás riendo del comentario, con esa sonrisa franca y amigable que siempre tenías en el rostro y que reflejaba tu bonhomía.
Me uno en la pena a tu esposa, tus hijos, tus padres y tus hermanos, a quienes traslado las palabras que les dedicaste cuando nos vimos en el Monte Iglesias a mediados de agosto pasado: “¡no hay nada tan grande como la familia!”. Asimismo, me reflejo en tu disposición a aceptar la muerte como parte de nuestra existencia, sin temerla, y admiro tu coraje y valentía enfrentándote al desgaste imparable que te iba consumiendo.
Siento un vacío inmenso por tu ausencia, una pérdida irreparable a la que consuela en parte el recuerdo de tu nobleza, el saber que nadie se muere mientras siga presente en la memoria de quienes le conocieron, así como la esperanza de que tu alma ya haya sido acogida en el cielo de los buenos.
Siempre estarás en mi mente y en mi corazón, agradecido por haber gozado de tu amistad. Descansa en esa Paz que transmitías con tu presencia.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR