Publicidad
20 may 2020

Compartir

La Ley de Pesca mejora la producción y la calidad de las poblaciones trucheras
Río-Órbigo_a_su_paso_por_La-Bañeza(TAB)

Modificar la intensidad del aprovechamiento piscícola a través de tramos sin muerte, cupos de dos capturas gratuitos y los clásicos cotos con cuatro truchas previo pago se ha reflejado positivamente en las cuencas leonesas

Los agentes medioambientales y técnicos del servicio territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León han desarrollado durante los últimos seis años campañas anuales de seguimiento y evaluaciónde las poblaciones piscícolas en los ríos de la provincia de León. Los muestreos se han realizado de acuerdo a una distribución sistemática establecida a escala regional por la Red de Seguimiento y Control de las Poblaciones Acuáticas, según la cual cada año se muestrea una de las tres cuencas importantes de la provincia —Esla, Órbigo y Sil— por razones de disponibilidad y uso racional de los medios. A estos muestreos hay que sumar otros doce que corresponden a las estaciones que constituyen la Red de Vigilancia, que son representativas de cada cuenca y que están distribuidas por toda la provincia.
La conclusión principal que se extrae de los seguimientos realizados es claramente positiva para los ríos leoneses, tanto en el incremento del número de capturas como en su tamaño. Esto se debe a la decisión de modificar la intensidad del aprovechamiento piscícola a través de tramos sin muerte, con cupos de dos capturas gratuitos y los clásicos cotos con cuatro truchas previo pago de una tasa. Esta mejora llegó tras la implantación de la Ley 9/2013, de 3 de diciembre, de Pesca de Castilla y León.
En la cuenca del río Órbigo, donde se han realizado tres campañas de muestreos consecutivas, comparando los datos de las campañas de 2013 y 2016 se aprecia cómo, muestreando aproximadamente un 50% más de longitud de río, se obtuvo el triple de capturas. Comparando los datos de 2016 con los de 2019, sigue produciéndose un aumento de la población, en este caso de un 67%, que podría parecer pequeño al ver como se triplicaba en la anterior comparación, pero lo cierto es que, si se ve fríamente el número de truchas capturadas en 2019, se aprecia que es más de cinco veces superior al 2013, lo cual demuestra la espectacular recuperación de la cuenca del río Órbigo. Por lo tanto, ha habido seis estaciones en las que se han alcanzado cifras de más de 1.000 truchas capturadas.
Cabe mencionar que la actual Ley 9/2013, de 3 de diciembre, de Pesca de Castilla y León viene aplicándose durante las últimas seis campañas, que se han visto condicionadas por la climatología, con años de lluvias abundantes o sequías interminables. Una ley que surgió tras las demandas de los técnicos de un cambio necesario en la gestión de los ríos, ya que había una pérdida constante de densidad y biomasa a pesar de que la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León había ido reduciendo paulatinamente la presión piscícola en los ríos, disminuyendo los cupos de capturas de los pescadores.
En este sentido, el servicio territorial de Medio Ambiente de León agradece a todos los pescadores su colaboración en la conservación de las poblaciones trucheras, respetando por un lado, la normativa vigente y, por otro, mejorando el trato individual a la hora de realizar la suelta de los peces capturados, cuando se opta por el ‘captura y suelta’.

Sin comentarios
Deja un comentario

*
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR