Publicidad
30 nov 2019

Compartir

Colecciones
Colecciones

¿Te acuerdas cuando coleccionábamos cromos y los cambiábamos unos con otros hasta completar el álbum correspondiente? Eran momentos inolvidables.
Cuando te daban la propina, ibas directamente al kiosco a comprar los sobres de papel que incluían, en la mayoría de los casos, cuatro cromos y que abrías con expectación para ver si te salían aquellos que aún te faltaban para completar la colección. Y si te encontrabas con “repetidos”, rápidamente te ponías en contacto con otros coleccionistas para hacer intercambios donde, los más cotizados, a veces te costaban dos, tres o cuatro de los más comunes.
Luego los pegabas con cola en su lugar correspondiente, dado que todavía no se habían puesto de moda los autoadhesivos. Cuántos desvelos y cuántas ilusiones vivimos intentando completar ese álbum que nos fascinaba y que guardábamos como un tesoro, una de las escasas pertenencias que poseíamos en edades tempranas. Fue tal el éxito de los cromos que muchas marcas comerciales se apuntaron a ese boom y los incluían en sus productos para animar a que se consumieran. Probablemente uno de los primeros que hicimos fue el de Vida y Color, que además servía de aprendizaje de parte de las entonces denominadas Ciencias Naturales.

Sin comentarios
Deja un comentario

*
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR