Publicidad
28 nov 2019

Compartir

La Bañeza vivió una jornada histórica de Acción de Gracias por la Declaración de Venerable de Ángel Riesco Carbajo
El_cardenal_presidente_de_la_CEE_Ricardo-Blázquez_presidió_la_misa(TAB)

La Bañeza vivió una jornada extraordinaria, el domingo 25 de noviembre, con motivo de la celebración de la Declaración de Venerable del fundador del Instituto Secular Misioneras Apostólicas de la Caridad y de este semanario, el Siervo de Dios Ángel Riesco Carbajo. Un evento cuyo acto principal fue la Solemne Eucaristía que presidió el cardenal arzobispo de Valladolid y presidente de la Conferencia Episcopal Española, Ricardo Blázquez ─quien vistió la casulla y portó el báculo del Venerable─, junto al que concelebraron el obispo de León, Julián López, el de Mondoñedo-Ferrol, Luis Ángel de las Heras, y el de Pamplona, Francisco Pérez, además del Administrador Diocesano (Sede Vacante), José Luis Castro, el párroco de Santa María, Jerónimo Martínez, el sobrino de Don Ángel, Felipe P. Riesco, y alrededor de cuarenta sacerdotes. Antes y en procesión, la comitiva partió de la capilla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno hasta entrar en un templo parroquial abarrotado mientras la Coral Excelsior de Astorga interpretaba el Christus vincit.
María Victoria Hernández, postuladora de la causa de beatificación y canonización de Don Ángel, como era conocido en La Bañeza, leyó el decreto de la Declaración de Venerable y en la homilía el cardenal comenzó hablando de la festividad de Cristo Rey y luego destacó la “humildad ante Dios, llevada con dignidad y en un silencio admirable, obedeciendo siempre a la iglesia, sin romper nunca la comunidad eclesial y dando magnífico, vivo y elocuente ejemplo”, así como las iniciativas, la bondad y la alegría que caracterizaron al Siervo de Dios, “un excelente párroco con una sensibilidad particular hacia los pobres y los enfermos, que está presente en el Instituto que fundó y en el lema de su episcopado Caritas Christi, urget nos (la caridad de Cristo nos empuja), que se hizo fuente, impulso inagotable y acicate en su vida, con amor cristiano evangelizador, misionero y apostólico…”.
Después de la comunión, la directora de las Misioneras, Emilia Estévez, dio las gracias a cuantos participaron en la celebración y en la intensa jornada que comenzó en el Teatro Municipal bañezano, donde todas las conferencias giraron en torno a la vida de santidad que caracterizó al que también fuera Vicario General de la Diócesis de Astorga y Obispo Auxiliar de Oviedo y de Tudela.
Como colofón a la celebración, el cardenal impartió la Bendición Papal y rezó un responso ante la tumba donde se encuentran los restos de Don Ángel, situada en el lado izquierdo del altar de la iglesia de Santa María de La Bañeza.

TAB

Más información en nuestra edición impresa.

 

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR