Publicidad
12 ago 2019

Compartir

Tarde de poesía y música en un marco incomparable
Antonio-Colinas_puso_el_broche_final_al_evento(TAB)

Con gran puntualidad, en la tarde del domingo 4 de agosto, el público fue ocupando el patio de armas de la que fuera fortaleza de los Bazán en Palacios de la Valduerna, buscando acomodo, dentro de un recinto pleno de verdor y encanto, para asistir a la XXXIV edición de Poesía para Vencejos, certamen poético-musical organizado por el profesor jubilado y habitante de la torre del castillo, Felipe P. Pollán, que ha logrado hacerlo referencia ineludible dentro de la Comunidad de Castilla y León, tanto por la calidad de cuantos poetas y músicos acuden al mismo como por el “incomparable” entorno donde se desarrolla, adjetivo que emplean mayoritariamente para definirlo quienes acuden por primera vez al lugar.
En esta ocasión, fue presentado por el periodista y conductor del programa “El Arcón” de CyLTV, Javier Pérez Andrés, quien, después de hacer una brillante introducción donde repasó el desarrollo del longevo evento, fue introduciendo uno a uno a los participantes en el mismo, comenzando, como es habitual, por Adolfo Alonso, y continuando por Alicia López, Francisco José Faraldo, Antonia Álvarez, Juan Ceada, María Angustias Díaz y Marina Díez, autores que leyeron poemas de creación propia que los numerosos asistentes aplaudieron después de escucharlos en respetuoso silencio. Entre las declamaciones se intercalaron interpretaciones musicales tanto de canciones populares españolas como alemanas (lieder), a cargo de la soprano Ana Sarmiento, que estuvo acompañada a los teclados por Miguel Ángel Viñuela.
Además, después de que Felipe P. Pollán leyera el acta del jurado, se hizo entrega del XXXI Premio de Poesía Conrado Blanco León a su ganadora Nélida Leal, gaditana que recogió el diploma, la placa y los 1.500 euros de manos de la secretaria de la Fundación Conrado Blanco, Luisa Arias, quien invitó a subir al escenario a los patronos de la referida fundación para que obsequiaran a la premiada con libros.
Y como broche final de la poética tarde, intervino el reconocido poeta y miembro de nuestro Consejo Editorial, Antonio Colinas —que empezó recordando los inicios de Poesía para Vencejos, en los que un número reducido de personas leyeron poemas sentados en la escalera de acceso a la torre—, antes de recitar hermosos versos recogidos en sus libros Tiempo y abismo y Canciones para una música silente, que el respetable agradeció con una gran ovación.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR