Publicidad
11 jul 2019

Compartir

El Papa reconoce las virtudes heroicas del Venerable Ángel Riesco Carbajo
Escultura-de-Don-Ángel-Riesco(TAB)

El Papa Francisco recibió en audiencia a S.E. el cardenal Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, el viernes 5 de julio. Durante la audiencia, el Papa autorizó a la Congregación a promulgar, entre otros, el Decreto relativo a las virtudes heroicas del Siervo de Dios Ángel Riesco Carbajo, obispo titular de Limisa, obispo auxiliar del administrador apostólico de Tudela, fundador del Instituto de las Misioneras de la Caridad y de este semanario.
Tras la declaración del Santo Padre se espera la certificación de un milagro realizado por la intercesión del Venerable Siervo de Dios Ángel Riesco para que pueda procederse a su beatificación.
Don Ángel nació en Bercianos de Vidriales (Zamora) el 9 de julio de 1902. Ingresó a los 12 años en el Seminario de Comillas (Santander) y, ya como alumno de la Universidad Pontificia de Comillas, se doctoró en Filosofía y Letras. Su ordenación sacerdotal tuvo lugar el 25 de julio de 1926. Después fue nombrado coadjutor y ecónomo en La Bañeza, donde realizó una gran labor apostólica y social, con gran entrega en la catequesis, en la asistencia a los pobres y enfermos, en el impulso de los movimientos apostólicos y en la promoción de la vida espiritual y de consagración a Dios. En 1948 fue nombrado Vicario General, responsabilidad desde la que irradió a toda la Diócesis de Astorga lo desarrollado en La Bañeza.
En 1957 fundó el Instituto Misioneras Apostólicas de la Caridad, hoy extendido por varios países del mundo y cuya aprobación pontificia fue concedida el 15 de agosto de 1982. Promovido al Episcopado, fue consagrado como Obispo Auxiliar de Oviedo el 11 de mayo de 1958. Pasado poco más de un año fue trasladado como obispo a Tudela (Navarra), aunque ésta diócesis es administrada por el Arzobispo de Pamplona. En diez años llenos de dificultades, su fe hizo que se mantuviera siempre con ánimo alegre hasta vivir con voto su alegría. En 1969 presentó su dimisión como Obispo de Tudela, dedicándose al Instituto por él fundado. Falleció el 2 de julio de 1972 en La Bañeza, celebrándose su funeral en “olor de santidad”.
El día 12 de octubre de 1995 se abrió en La Bañeza el proceso de Beatificación, que ha experimentado un avance decisivo con la promulgación de este Decreto de virtudes heroicas que lo declara Venerable.
La Diócesis de Astorga y El Adelanto Bañezano se alegran de esta jubilosa noticia y felicitan muy especialmente al Instituto Secular de las Misioneras Apostólicas de la Caridad, que celebra “un acontecimiento tan esperado e importante no sólo para nuestro Instituto sino también para la Iglesia, para los Amigos de Don Ángel y para la ciudad de La Bañeza”.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR