Publicidad
17 dic 2018

Compartir

Ser deportista profesional puede arruinarte la vida
D-I-191

Miguel Ángel Rabanal

«Cualquier cosa que el hombre gane debe pagarla cara, aunque no sea más que con el miedo a perderla » (Ch. Friedrich Hebbel)

Todos los que nos gusta la práctica deportiva hemos envidiado siempre haber podido ser campeones del mundo absolutos de nuestro deporte, o haber conseguido una medalla olímpica, pero si en realidad supiésemos el precio que hay que pagar por ese galardón, seguro que nos lo replantearíamos 2 veces, y en este sentido no hablo de los futbolistas que considero en su mayor parte unos agraciados con los sueldos y condiciones que tienen respecto al resto de deportes más minoritarios.
Ser un campeón es muy bonito, pero en determinadas ocasiones trunca la vida de las personas, arruinándoles su existencia y su salud tanto a nivel físico como mental y social.
Esta breve reflexión surge ya hace tiempo cuando, en un programa realizado por nuestro paisano Jesús Calleja, salía la medallista olímpica y mejor nadadora de la historia de España, Mireia Belmonte, que en su andadura con Calleja por Japón nos dejaba a todos boquiabiertos mostrando que no sabía andar en bicicleta. Aunque en un principio pensaba que se trataba de una broma, era la realidad, y en ese momento me preguntaba qué tipo de infancia había tenido, pues seguramente no hacía otra cosa que nadar y nadar mirando una raya de la piscina durante horas y más horas…

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

www.entrenamientointeligente.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR