Publicidad
23 nov 2018

Compartir

Nos ha dejado un sabio
Fray-Álvaro_con_la_Encomienda(TAB)

El Ilustrísimo Fray Álvaro Huerga Teruelo Comendador de la Orden Civil de Alfonso X El Sabio

Luisa Arias González

Nos ha dejado un genio, un hombre de bien, un sabio con proyección y renombre universal, un Maestro en Teología, una referencia a nivel internacional en el campo de la mística y la espiritualidad.
Vivía entre nosotros y apenas lo conocíamos. Esa es otra de las grandezas de esta persona que vestía su vida de sencillez, entrega y amor.
Con una inteligencia privilegiada de la que supo sacar el máximo provecho, se mostraba como “un peregrino de la vida” sin darse la más mínima  importancia, sin alardes, sin reclamar nada para él; su vida consistió en darse, dedicarse a los demás. Llegó a las cotas más altas en todo lo que emprendió, pero mantenía los pies en el suelo, el corazón en las personas y el Creador, y la mente en el trabajo, la investigación y la escritura.
Las cosas más sencillas adquirían para él una magnificencia inusual en la mayoría de las personas; el salón de su casa de La Bañeza era el lugar perfecto en temperatura, luz, tranquilidad y compañías; los churros de La Bañeza eran manjar exquisito para su paladar y los añoraba cuando estaba lejos; las conversaciones con los amigos nutrían su ánimo y acrecentaban aún más su cariño hacia los demás. Estas pequeñas cosas le reportaban una felicidad plena que contagiaba a quienes lo visitábamos.
Era una continua lección de cómo encontrar la felicidad en lo cotidiano, lo sencillo.
Qué momento más sublime al ser recibido por Dios, al presentarse con sus manos llenas de grandes obras y grandes y buenos actos, y con una estela que perdurará por tiempo inmemorable.
Le habrá dicho: toma mi Dios, cinco talentos me has entregado, otros siete te devuelvo. Y sin más, Él le habrá contestado: hijo bueno y diligente, entra a gozar del reino de tu Señor.
Y allí estará alabando las grandezas del Señor y conversando con todos los que ha mantenido largas y fructíferas relaciones o con los que tantos años de estudio le ocuparon: San Pablo VI, San Juan Pablo II, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz, Santa Catalina de Siena, Santo Tomás de Aquino, Fray Luis de Granada, Fray Bartolomé de las Casas, Pedro Ponce de León, Garrigou Lagrange y tantos y tantos otros…
Aquí nos dejó su grato e inolvidable recuerdo, sus más de 800 obras publicadas, sus títulos e investigaciones, conferencias de norte a sur y de este a oeste del mapa, su defensa de la mujer, sus lecciones y discípulos, su calle y Encomienda, sus donaciones, su ejemplo y su cariño.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR