Publicidad
01 nov 2018

Compartir

“Promonumenta” sigue en su empeño de rescatar Santa María de Nogales
Grupo_de_voluntarios_de_Promonumenta_participantes_en_la_hacendera(David-Gustavo-López)

La Asociación de Amigos del Patrimonio Cultural Promonumenta se ha propuesto un nuevo objetivo: recuperar para el abandonado monasterio de Santa María de Nogales el nivel de proyección que realmente se merece dentro del patrimonio de la provincia de León y de España. En esta línea, el sábado 27 de octubre celebró una nueva hacendera en el lugar, continuando con ella los trabajos realizados en la anterior del 14 de julio del pasado verano, cuando se eliminó la maleza del frente del monasterio y se puso al descubierto la fastuosa fachada del edificio y de su iglesia, que fue fundado en 1150 por el matrimonio Vela Gutiérrez y Sancha Ponce para monjas cistercienses, pero que, a los pocos años, en 1164, ante la renuncia de éstas, hubo de ser entregado a los monjes cistercienses del monasterio de Moreruela, que lo habitaron y engrandecieron paulatinamente hasta la llegada de la forzosa exclaustración de 1836.
En esta ocasión Promonumenta contó con una inestimable ayuda, el apoyo de la Asociación Cultural San Jorge, de la localidad de San Esteban de Nogales, en cuyo término se halla el monasterio. Y es también noticia notable que el Ayuntamiento, encabezado por su alcaldesa Consuelo Prieto, se sumó a esta ilusión y ha procedido a adecuar los caminos de acceso y perimetrales al monasterio.
Los veinte voluntarios de Promonumenta que acudieron a la hacendera tenían como objetivo desbrozar y limpiar la maleza del interior de la iglesia del monasterio (con portada del siglo XIII y distintas ampliaciones hasta el XVII) y de todo su perímetro, lo cual podría permitir la contemplación, aunque fuese ruinosa, del templo que Manuel Gómez Moreno, en su Catálogo Monumental de la Provincia de León, calificó con las siguientes palabras: “Morisca, la más pujante acaso y atrevida que se construyera”. Constaba, según puede apreciarse todavía entre las ruinas, de tres naves, un crucero y cinco capillas en la cabecera. Sin embargo, el desolador estado en que se encontraba hizo imposible completar el objetivo, habiéndose efectuado aproximadamente la mitad de la superficie de la iglesia, cuyas medidas totales alcanzan los 70 metros de largo por 25 de ancho, más los brazos del crucero. En total, una superficie superior a los 2.000 metros cuadrados.
Es intención de Promonumenta completar el trabajo en sucesivas hacenderas, extendiéndolo también a las dependencias monásticas que se erguían alrededor de un claustro y dos patios, hoy convertidas en un laberinto de muros entre escombros y una capa de maleza y arbustos que todo lo cubre. Aunque, con los nuevos apoyos del Ayuntamiento y de la Asociación Cultural San Jorge, todo será posible.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR