Publicidad
29 sep 2018

Compartir

Emotiva Fiesta de Convivencia del Centro de Día Los Mayos
Sorteo_de_regalos_al_finalizar_la_comida_de_Los-Mayos(TAB)

Dos centenares de personas asistieron a una misa por los fallecidos y una comida fraterna

Con una mañana espléndida del domingo 23 de septiembre, el Centro de Día Multiservicios Los Mayos celebró una misa en la iglesia parroquial de la localidad de Jiménez de Jamuz, como inicio de la Fiesta de Convivencia que organizan cada año.
En el altar del templo se colocaron 30 velas encendidas en memoria de cada una de las personas fallecidas que habían sido atendidas en este centro modélico que dirige Azucena Martínez, una incansable trabajadora siempre dispuesta a atender a los demás.
Ofició el sacerdote residente en Mensajeros de la Paz, Manuel Benavides, quien dio la bienvenida a los presentes y en la homilía destacó la “buena idea” de tener en cuenta a los difuntos, para continuar recordando que continuamente vemos la gravísima crisis que atraviesan las familias desmembradas y que “ya no se comparten ratos en casa, lo que rompe la cadena de la descendencia, de transmisión de la cultura de abuelos a hijos y nietos”. También afirmó que una generación donde no están los mayores está condenada al fracaso, porque ellos “representan la sabiduría popular y son la más viva expresión de la vida”.
A continuación se centró en la lectura del Libro de la Sabiduría para destacar que “es bonito ver a los abuelos rezando con sus nietos, dado que son la experiencia de la vida, el dique de contención de los desenfrenos y la enseñanza del respeto”. Además, subrayó la perseverancia en la fe como una de las mayores gracias de la vida y animó al Centro de Día Los Mayos para que sigan “tratando bien y cuidando con todo el cariño a los ancianos”, antes de comentar la triste frase que le dijo un jubilado que acababa de llegar a la residencia: “pues, ya ve me echan de casa y yo quería quedarme allí”, y recordar que un “día todos seremos viejos y nos gustará que nos traten con amor”.
El grupo “Brisas del Jamuz” animó con su música el recorrido desde la iglesia hasta el salón de la piscina municipal, donde hacia las 14:30 horas comenzó una comida en la que se reunieron abuelos, familiares, trabajadores e invitados en un ambiente de fraternal camaradería en el que no faltaron la alegría ni los regalos donados por diferentes empresas, entre los que había flores, cerámica, paños, perfumes, artesanía e incluso un jamón, que se sortearon al final del ágape.
La directora agradeció la colaboración de cuantas personas organizaron los actos, así como los regalos, nombrando a cada uno de los comercios o negocios que se los donaron.
La fiesta volvió a resultar “un gran acierto”, según comentaban algunos asistentes, por lo que supone de unión familiar y homenaje a los ancianos que ofrecieron a sus descendientes todo lo que estuvo de su mano, sin contraprestación alguna, y que solamente demandan cariño y atenciones, lo que no les falta en Los Mayos, una empresa modélica que hace un bien no solo a nuestros mayores sino a la sociedad  en general, donde, a diferencia de otras culturas, no se valora en su justa medida a los ancianos.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR