Publicidad
01 sep 2018

Compartir

Lobos y estrellas

Marta del Riego Anta

Una voz dice: “Cuando era niña vi al lobo una vez. Estaba junto a la escuela. Pensé, qué perro más grande, y fui corriendo a contárselo a mi madre. Mi madre, dijo, ¡un perro que no conocemos!, y salió a la calle y cuando llegábamos a la escuela vimos al lobo darse la vuelta y perderse en el monte”.
Otra voz continúa: “Esto le pasó a mi abuela: entró el lobo en la majada y cogió una oveja. Mi abuela lo vio y se dio la vuelta porque no se debe mirar al lobo. Y le echó un responso a San Antonio, un responso al revés, de espaldas al lobo. Cuando se giró de nuevo, el lobo había soltado la oveja y escapaba”.
Otra voz concluye: “Si las bestias miran al lobo y tú miras a las bestias, te pueden transmitir el mal del llobadio”.
Se hace el silencio. Estamos echados sobre el suelo del monte, a 1.200 metros de altura, cerca de la aldea de La Cuesta, junto a Truchas. Hemos salido a ver la lluvia de Perseidas, y en la oscuridad la gente desgrana sus historias de lobos. Hay hijos y nietos de cabreireses. Y está Iván Lobo, al frente del Instituto de Estudios Cabreireses, quien lidera la expedición nocturna.

……………..Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR