Publicidad
06 ago 2018

Compartir

La diversión y la defensa de la tradición caracterizaron la Fiesta de las Comarcas Bañezanas
Fiesta-de-las-Tierras-bañezanas2018(TAB)

Una jornada para fomentar la hermandad, la diversión y la exaltación de las tradiciones, así como una demostración de que los pueblos del entorno luchan por seguir vivos. Pendoneros procedentes de más de veinte municipios de nuestras comarcas, del resto de la provincia y de otros enclaves que formaron parte del viejo Reino de León protagonizaron el domingo 29 de julio la IX Fiesta de las Comarcas Bañezanas, con la que cada año la ciudad rinde tributo a una de las manifestaciones identitarias más populares en estas tierras.

El evento comenzó hacia las diez de la mañana en el polígono de La Sementera con la llegada paulatina de los participantes, que degustaron la tradicional parva mientras ponían a punto sus pendones y muchos se arrancaban a bailar con la música de Bañezaina y de varios alumnos de la escuela de dulzaina de Astorga. Sin dejar de lado la diversión, a las once y media se inició el desfile de las enseñas, encabezado por la pendonetina, la pendoneta y el pendónde La Bañeza junto al centenario de la Cofradía de la Santa Vera Cruz. La marcha llenó de colorido el cielo bañezano a lo largo de un recorrido que transcurrió por la antigua N-VI hasta la rotonda de los juzgados, para bajar por las calles General Benavides y Astorga hasta la plaza Mayor, donde, presentados población por población por Roberto Soriano, presidente de la Asociación cultural “Pendón ciudad de La Bañeza”, los pendones fueron entrando en el corazón de la ciudad, momento en el que los pujadores pudieron mostrar su dominio de la vara manejándola sin manos, a una sola mano, a pulso y de otras maneras. Además, la música y las decenas de curiosos que se agolparon en los soportales del lugar contribuyeron a dar mayor ambiente y animación al evento.

Una vez instalados en la plaza, los pendoneros fueron recibidos por el alcalde de La Bañeza, José Miguel Palazuelo, quien puso de manifiesto el valor de esta fiesta de exaltación de una de las tradiciones más importantes del Reino de León y animó a los participantes a disfrutar de la jornada de convivencia a la vez que mostraban con orgullo sus enseñas. Por último, tras recordar a Conrado Blanco como recuperador del pendón bañezano, deseó a todos que el año que viene volvieran a acudir a una cita en la que se trata de defender lo que es nuestro. Seguidamente la comitiva se dirigió hacia el Jardinillo de la ciudad, donde una comida popular y un posterior baile pusieron el punto final a la celebración.

Joaquín

Sin comentarios
Deja un comentario

*
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR