Publicidad
14 jul 2018

Compartir

La Feria del Libro de La Bañeza se cerró “abriéndose a las comarcas”
Roberto-Carro_Luisa-Arias_José-Miguel-Palazuelo_Martín-Turrado_y_Landelino-Franco(FRAN)

La Fundación Conrado Blanco presentó un libro sobre Villamontán de la Valduerna y Quintana y Congosto

“Abriéndose a las comarcas”, en palabras del alcalde bañezano, José Miguel Palazuelo, se cerró la tarde del domingo 8 la Feria del Libro, un año más con la presentación de una obra auspiciada por la Fundación Conrado Blanco que lleva por título el nombre de dos localidades próximas a La Bañeza: Villamontán de la Valduerna y Quintana y Congosto. Se trata de un trabajo coral en el que han intervenido tres autores: Martín Turrado, natural de Quintana y Congosto, José Luis Cabero y Landelino Franco, oriundos estos últimos de Villamontán.
La secretaria de la fundación, Luisa Arias, se encargó de presentar el acto y a los dos autores presentes, Martín Turrado y Landelino Franco, pues aunque estaba previsto que  José Luis Cabero también acudiese, finalmente le fue imposible y disculpó su ausencia a través de una carta que leyó su sobrino.
Arias resaltó que los autores han pasado “horas y horas en los archivos” para documentarse y poder ofrecer en este libro una “imagen muy real de los pueblos y sus habitantes en la época que les ocupa”.
El primero en intervenir fue Landelino Franco, autor de la parte relativa a La Fontoria y sus fuentes, sobre la que dijo se suceden “500 años de litigios y de paces” por los derechos de aprovechamiento de sus aguas. Esta temática se trata en la segunda de las dos partes en las que se estructura el libro, en la que también se incluye un apartado  dedicado al juego de “los bolos orniacos”, de la que se ocupa Cabero, así como otro sobre el litigio por el Monte Valtabuyo, obra de Martín Turrado, quien es autor también de la primera parte del libro, la más amplia, que hace un estudio de los dos pueblos en el Catastro de Ensenada, al que Turrado se refirió en su intervención como “la mayor recopilación de Europa sobre pueblos concretos”, incidió en su complejidad y visiblemente emocionado comentó que en este caso su labor de investigación le afectaba personalmente y temió no ser imparcial,  puesto que a lo largo de la misma se encontró repetidas veces con sus apellidos y con familiares suyos, aunque finalmente “en la redacción se impuso el historiador profesional”.
Ambos escritores comentaron algunas curiosidades que se recogen en la obra, como el caso de las multas que se imponían ante algunas faltas, consistentes en ocasiones en pagar determinada cantidad de vino.
El acto estuvo jalonado por las intervenciones musicales de Roberto Carro, que cantó tres romances finalizando con el conocido tema “Vengo de moler” al que había precedido la intervención de Palazuelo para dar por clausurada la feria “desde el lugar donde se juntaban los antepasados” de los que habla el libro, gentes de comarcas muy ligadas a La Bañeza y afectadas ahora por la despoblación, ante la que abogó por crear expectativas y oportunidades para “que los pueblos sigan teniendo vida y La Bañeza siga teniendo vida”, y emplazó al público para la próxima edición de la Feria.

F.S.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR