Publicidad
28 jun 2018

Compartir

Mercedes G. Rojo y el colectivo “En boca de mujer” reivindicaron la figura de Concha Espina
Montes_Ruvira_Charro_Rojo_y_Fuertes(Joaquín)

Como complemento a la exposición dedicada a la figura de Concha Espina que se exhibe en el Centro de Interpretación de las Tierras Bañezanas hasta el 10 de julio, la escritora Mercedes G. Rojo y algunas integrantes del colectivo poético “En boca de mujer” ofrecieron un acto literario titulado “Dialogando con Concha Espina” en el citado espacio durante la tarde del viernes 22 de junio.
Englobado dentro del proyecto que tiene como fin rescatar del olvido a la poeta y novelista santanderina, el evento pretendía reivindicar a la autora de “Tierras del Aquilón” con una lectura dramatizada escrita por Rojo en la que la poeta y narradora astorgana interpretó el papel de la homenajeada interactuando con las poetas Laude Charro, que presentó el acto, Olvido Fuertes y Esther Ruvira, mientras contaba los acontecimientos más significativos de la existencia de aquélla, así como los de su carrera como escritora.
De lo contado en el homenaje se puede concluir que Concha Espina fue una literata nominada en varias ocasiones al premio Nobel y una mujer pionera en su tiempo que contribuyó con su estilo de vida a la equiparación de género. Varias de sus novelas fueron llevadas al cine y fue galardonada con los premios literarios más importantes de su época. A pesar de ello, como mujer, también sufrió la desigualdad entre sus compañeros de profesión, que nunca la premiaron con un sillón en la Academia, así como el silencio de la historia por tratarse de una ferviente católica y decantarse por el bando nacional durante la Guerra Civil. Asimismo, aunque hay una placa en su honor en Castrillo de los Polvazares, en la lectura también se matizó la crítica hacia ella que persiste entre las gentes de la Maragatería, como consecuencia del aparente mal trato que da a sus habitantes en la novela “La esfinge maragata”, pese a que su intención en la obra era denunciar las injusticias en una tierra estéril, dura y olvidada, al estilo de la novela social y realista. De otro modo, no hubiera dado a conocer ni la comarca, ni sus escritores, ni a Gerardo Diego, poeta de la Generación del 27 que acuñó el término “Escuela de Astorga”.
Para concluir el acto, la poeta Inocencia Montes recitó un poema compuesto para la ocasión.

Joaquín

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR