Publicidad
07 jun 2018

Compartir

El Taller de Teatro de la AECC llenó de emociones el salón de actos del Centro Cultural
El_director_del_taller_de_Teatro_de_la_AECC_con_los_intérpretes(Joaquín)

Si el teatro trata de transmitir emociones, los alumnos del taller de dicha disciplina de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) a fe que lo consiguieron, atendiendo a la entusiasta respuesta final del público que casi llenó el salón de actos del Centro Cultural de las Tierras Bañezanas con motivo de la representación de fin de curso que los pupilos de Javier Azores llevaron a cabo durante la tarde-noche del viernes 1 de junio.
La función fue presentada por el propio Azores y Mari Trini del Canto, presidenta de la Junta Local de la asociación, quien afirmó que los talleres ocupacionales son uno de los pilares de la AECC, ya que a través de ellos se presta atención y compañía tanto a los aquejados por esta enfermedad como a sus familiares. Además, añadió que esta labor no sería posible sin monitores como Javier Azores y los que le precedieron en dicha sección, José Ángel Bécares y José Luis Baena, cuyo trabajo al frente de los alumnos se revirtió y se revierte en forma de recompensa emocional. Por último, definió a los componentes del taller como unos valientes cuya actuación iba a servir de ejemplo para quienes se muestren dubitativos a la hora de sumarse a esta actividad en grupo que está abierta para todos. Seguidamente, el director y montador de la gala señaló que tanto él como los actores vivieron intensamente cada día de ensayo y que, gracias a la función que se disponían a representar, los integrantes del grupo ‒Miguel del Canto, Tina Alonso, Herminia García, Enrique Cadenas y Esther Encarnación Pérez‒ iban a ver cumplido su sueño de caracterizar frente a un auditorio a grandes personajes de la historia del teatro, aunque, más que el destino final, lo importante había sido el trayecto y las experiencias compartidas a lo largo del mismo.
A continuación arrancó el espectáculo con la puesta en escena de cuatro pasajes de varios clásicos del teatro, como “La venganza de Don Mendo”, “La casa de Bernarda Alba”, “Llama un inspector” y “Pa siempre”. Ya fuera por la autenticidad y el ímpetu puestos por los alumnos o por la emoción inherente a este tipo de eventos, desde la primera frase se produjo una fuerte conexión entre los intérpretes y el público, cuya intensidad fue creciendo hasta el término de la última escena, momento en el que los espectadores se pusieron en pie para aplaudir efusivamente al reparto, aclamando a cada uno de los actores y actrices cuando salieron al escenario para despedirse.

Joaquín

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR