Publicidad
02 jun 2018

Compartir

Hasta aquí puedo contar: El ritmo del toro

Marta del Riego Anta

El niño de siete años reta al toro. Es un toro de madera con una rueda y dos varales, un carretón. Su hermana de tres lo mueve. Martín observa, quiere ser el toro y el torero, el que lleva el toro y el que finge con la muleta. A pesar de que no lo entiende. No sabe lo que es el toreo. Claro, no se ha criado en un ambiente taurino y los toros están desterrados de nuestra sociedad: apenas salen en las noticias y que te gusten está mal visto.
Pero aquí, en esta finca de Toledo, entramos en otro universo, el universo taurino. Hay becerras, bueyes, toros bravos, un tentadero, un salón con un tablao, manzanilla de Cádiz y capotes por todas partes. Hemos venido a pasar el día a la finca de una amiga. Su padre es apoderado de toreros, su cuñado, banderillero, su novio, matador. Toreros humildes que llevan el oficio en el alma. El novio matador nos cuenta cómo empezó, sus primeras corridas en México, en plazas donde no había ni médicos ni enfermería. A pelo. Su experiencia en la Monumental mexicana, la plaza más grande del mundo, “el coso está varios metros por debajo del suelo y las gradas parecen que se te caen encima”.

……………..Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR