Publicidad
16 abr 2018

Compartir

Excelente acogida de Crispín d’Olot en Italia
Crispín_con-profesores_y_autoridades_en_Verona

Verona, una de las ciudades más hermosas de Italia, patrimonio de la humanidad y cuna de los amantes más famosos del mundo, Romeo y Julieta, fue el escenario de las nuevas andanzas del juglar y trovador bañezano Crispín d’Olot.
El salón de plenos del ayuntamiento, la sinagoga, la universidad, el viceconsulado español o la afamada sociedad literaria son algunos de los espacios que llenó con su vitalidad artística y larga experiencia.
Crispín fue recibido por Michael Gordon, profesor de Literatura Española de la University of North Carolina Wilmington, quien, como coordinador del evento integrado en las actividades del proyecto E.S.THE.R de recuperación de la cultura sefardita, se encargó de la supervisión y desarrollo de las actuaciones.
Bruno Carmi, presidente de la Comunidad Judía Veronese, le dio la bienvenida en su primera actuación en el Torá Café de la sinagoga ante un público que disfrutó del sonido de un shofar  (cuerno hebraico) de antílope y de la lírica sefardí de tema hebreo y amoroso.
Los profesores del Departamento de Lenguas y Literaturas Extranjeras de la Università di Verona, Paola Bellomi ‒directora del programa E.S.TH.E.R‒, y Stefano Neri, lo acompañaron al paraninfo donde pondría en escena para los estudiantes la poesía de la generaciones del 98, el 27 y el 36.
En el Comune di Verona (Ayuntamiento), la concejala de cultura del municipio, junto con Anna Altarriba, presidenta de ACIS Verona (asociación cultural italo-española), dieron puntual información de las actividades a los medios de comunicación.
Ya en el viceconsulado, la esposa del vicecónsul Stefano Dindo preparó una recepción para italianos, españoles y docentes de otras nacionalidades en la que Michael Gordon y Crispín d’Olot expusieron detenidamente las líneas maestras de sus actuaciones.
El colofón tuvo lugar en un salón abarrotado de la Società letteraria de Verona, donde llevó a cabo un repertorio lírico denominado Dulces Prendas en memoria de Lucia Roditi Forneron (1927-2018), profesora de música y sobreviviente al Holocausto, cuyo fallecimiento en fechas previas dejó conmocionada al área cultural de la ciudad. En su representación asistió su hija Arianna.
“Los veroneses son cultivados, simpáticos y joviales. Es motivo de orgullo y satisfacción haber compartido el trabajo de tantos años y recibido el cariño de tantas personas en una ciudad tan importante para la cultura europea como es Verona”, comenta el artista, para recalcar a continuación: “todo esto no habría sido posible sin el arduo trabajo, el tesón y el apoyo material de la Universidad de Verona, la Comunidad Judía, el ACIS y la Universidad de Carolina del Norte Wilmington. A todos ellos, mi más sincero agradecimiento”.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR