Publicidad
10 mar 2018

Compartir

San Jorge en San Esteban de Nogales y la Romería de Castrotierra recibieron la distinción “De Interés Turístico Provincial”
Entrega_de_las_distinciones_en_el_Palacio-de-los-Guzmanes

El salón de plenos del Palacio de los Guzmanes, sede de la Diputación Provincial de León, fue el escenario donde el lunes 5 de marzo se entregaron las distinciones a ocho nuevas celebraciones de la provincia: la  Feria del Pimiento Morrón de Fresno de la Vega; la Procesión de los Amortajados de Quintana de Fuseros, la Fiesta del Agua de Molinaseca, la Romería de Castrotierra, el Concurso-Exposición del Caballo Hispano Bretón de San Emiliano, la Festividad de San Jorge en San Esteban de Nogales, el Viernes Santo de Valencia de don Juan y la Procesión de la Alegría de León.
Con este título, la Diputación garantiza su apoyo a las manifestaciones culturales en las que se encuentran reflejadas la civilización y la herencia histórica, social y cultural de la provincia. El presidente de la institución provincial, Juan M. Majo, recordó durante el acto que recientemente “presentábamos en el Patio de este Palacio de los Guzmanes el proyecto que hemos remitido a la Junta de Castilla y León con el fin de optar a la Declaración de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad para las Fiestas y Manifestaciones Populares de nuestra Provincia”, explicando que “León es grande y variada en sus manifestaciones populares, porque grande es nuestro territorio. Pero, sobre todo, León es singular en su manera de celebrar las fiestas. Y así espero que sea contemplado por la Unesco”. Además, señaló que “en este sencillo acto, expresamos una vez más nuestro compromiso, el de la Diputación de León, con lo nuestro, con la cultura tradicional”.
La Diputación de León ha otorgado la declaración de  “Manifestaciones de Interés Turístico Provincial” a 53 fiestas de toda la provincia durante los últimos años. Se trata de un reconocimiento a través del que la institución provincial intenta poner en valor la singularidad de las celebraciones populares leonesas que se siguen llevando a cabo y que suponen un atractivo más en las diferentes comarcas.
Existen unos requisitos obligatorios que deben reunir todas las celebraciones que quieran optar a recibir este reconocimiento por parte de la Diputación. En primer lugar, las celebraciones deberán superar los 30 de años de antigüedad, o suponer la recuperación de una tradición centenaria. Además, deben de ser originales, es decir, que los elementos en los que se basan hagan de la celebración un acontecimiento singular respecto a las que se celebren en otras localidades. Y también deben tener una marcada tradición popular, siendo el motivo exclusivamente de arraigo popular. La institución provincial verificará durante los próximos cuatro años el contenido de las celebraciones que reciban la declaración.
El presidente de la institución provincial quiso reiterar que “en los ritos y costumbres que rodean las celebraciones de nuestros pueblos y comarcas se concentran una buena parte de los rasgos que nos identifican como comunidad, que nos definen como leoneses. Y ahí no puede fallar la Diputación, quien desde las áreas de Turismo y de Cultura, a través del Instituto Leonés de Cultura (ILC), es la mejor valedora de nuestra etnografía”.

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR