Publicidad
19 ene 2018

Compartir

Discusión y cruce de denuncias en el Ayuntamiento de Palacios de la Valduerna
Ayuntamiento_de_Palacios-de-la-Valduerna

La alcaldesa de Palacios de la Valduerna, Maximina Domínguez, y la concejala de Ciudadanos Rurales Agrupados (CRA), Maribel Martínez, se enfrentaron el miércoles 10 de enero en las dependencias municipales a consecuencia de la consulta de unos expedientes relativos a una empresa ubicada en la localidad y la disputa terminó con sendas denuncias donde cada una de las implicadas acusa a la otra.
En declaraciones a este medio, la alcaldesa, que se mostró muy afectada por lo ocurrido, explicó que la concejala quería ver el expediente de la empresa y sacarlo de la oficina del secretario, que fue quien la avisó, y cuando se personó en el Ayuntamiento ‒donde se encontraban asimismo el técnico municipal y el presidente de la Junta Vecinal de Ribas de la Valduerna‒ y le dijo a Alija que lo hiciera por el cauce legal y firmando los permisos correspondientes, esta se dispuso a salir con los papeles y en ese momento, al tratar de impedirselo, “ella me zarandeó y me golpeó en los brazos diciendo que era inaudito”, afirmó la regidora, quien presentó una denuncia porque a raíz del enfrentamiento tuvo un “ataque de ansiedad” y sufre “distensión en las cervicales y de ligamentos en el hombro derecho”, por lo que el médico le dio la baja. Y además de asegurar “creo en la justicia y son ellos los que tienen que dictaminar”, quiere subrayar que “nunca he negado información a quien la haya solicitado, entré en el puesto para trabajar por el pueblo y no cobro por mi trabajo, excepto la asistencia a plenos”.
La versión de la concejala del CRA, con la que también nos pusimos en contacto, es que pidió el expediente para revisarlo en el local de su grupo dentro de las dependencias municipales y que “la alcaldesa me cogió del brazo y codo, zarandeándome para impedirme subir, sobrepasando un límite, el uso de la fuerza que no se debe sobrepasar, en presencia del secretario, el técnico municipal y el presidente de la Junta Vecinal de Ribas de la Valduerna, que no intervinieron y se limitaron a observar”.
Alija también quiso dejar claro que “trato de representar a los votantes lo mejor que puedo y no consiento que nadie me ponga la mano encima, con el agravante de que ha sido una autoridad y en la casa consistorial”, añadiendo: “no es la primera vez que esta señora, Maximina Domínguez, utiliza la fuerza y el insulto para impedir algo, y que esto ocurra actualmente es inadmisible”, antes de concluir que a raíz del enfrentamiento “no llegué a caer pero perdí el equilibrio y me golpeé con una mesa, por lo que solicité atención y parte de lesiones en el Centro de Salud de La Bañeza”.
La última palabra se pronunciará en el juzgado, que se encargará de aclarar lo sucedido.

TAB

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Covabet
Falmar
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR