Publicidad
30 nov 2017

Compartir

Andrés García Palomo disertó sobre los avances y el futuro de la lucha contra el cáncer
Mari-Trini-del-Canto_Montse-Rodríguez_Andrés-G-Palomo_y_Andrés-Peláez(Joaquín)

Una charla esperanzadora en la que se esbozaron algunos de los últimos avances en la lucha contra el cáncer y donde se aventuró que en un futuro no muy lejano la investigación médica puede poner fin a esta terrible enfermedad. Andrés García Palomo, Jefe del servicio de oncología del Complejo Asistencial Universitario de León (CAULE) e investigador principal en múltiples ensayos clínicos, impartió en el salón de actos del Centro Cultural de las Tierras Bañezanas, durante la tarde-noche del jueves 23 de noviembre, la conferencia titulada “La biopsia líquida y otros avances en la lucha contra el cáncer”, dentro de las IX Jornadas de Divulgación y Prevención del Cáncer que organiza la Junta Local de la AECC.
Durante el desarrollo de la charla, García Palomo explicó a los espectadores qué es la biopsia líquida: un simple análisis de sangre que permite detectar y estudiar los rastros tumorales y que relativamente pronto, por su eficacia, se podrá aplicar en la detección, tratamiento y revisión de la mayoría de los cánceres sin necesidad de realizar mamografías, colonoscopias u otro tipo de biopsias invasivas En lo que concierne a los tratamientos, continuó, tampoco discurrirá mucho tiempo en que estos sean personalizados y acordes con la información genética de cada paciente. Al respecto, el conferenciante destacó la velocidad vertiginosa con la que está desarrollándose la biología molecular y el abaratamiento de las técnicas para descifrar el ADN. Por último, pero no menos relevante, hizo referencia al nuevo enfoque médico con el que se debe afrontar la enfermedad del cáncer. Más allá de la especialización en disciplinas, ésta se entendería como un sistema, como un todo en el que el mal es el mismo, pero se manifiesta de distinta forma en cada persona. En este sentido, incluso llego a afirmar que la enfermedad en toda su magnitud se trataría de un inmenso ser vivo que pugna por sobrevivir y perpetuarse.
Durante el turno de preguntas, sus aportaciones fueron de gran interés. Argumentando sobre el futuro de la medicina, afirmó que los médicos podrían llegar a desaparecer porque las máquinas efectuarán los diagnósticos gracias a los Big Data y a la irrupción de la inteligencia artificial, que se complementaría con la información que aporte el paciente.Asimismo, aseguró que existe una cantidad ingente de datos que desconocemos sobre el cuerpo humano y la salud, y adelantó que en unos cincuenta años se podría producir “la muerte de la muerte”, en virtud de la cual, gracias al desarrollo científico-tecnológico, el hombre alcanzaría la inmortalidad.
Presidiendo la conferencia estuvo presente Montse Rodríguez, secretaria de la Junta Provincial de la AECC, quien disculpó la ausencia de su presidente, Serafín de Abajo, y alabó la espléndida y generosa labor por la que destaca la Junta Local bañezana en la provincia.

Joaquín

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR