Publicidad
14 oct 2017

Compartir

Taxistas y teleseries

Marta del Riego Anta

“Manolo, vente pa’cá que estamos tres filas en el patio”, se escuchó por el teléfono del taxi. “Tengo un servicio, voy en cuanto descargue”, contestó el taxista. Eran las once de una noche templada de septiembre. Pensé: soy una mercancía que hay que descargar.
El taxista se dirigió a mí: “Tres filas de coches en el aeropuerto, figúrese. Por la noche tienes que esperar de dos a tres horas para tener un servicio”. Si es tan pesado ¿por qué va al aeropuerto? “Porque es mi rutina. Sacarse 30 euros en una hora [tarifa plana al aeropuerto] peinando Madrid no es fácil. Así que me paso por Barajas dos veces al día. Por la mañana va como un tiro, a veces solo espero una hora, ya sabe, gente de las empresas. Si te toca uno que vaya a la ciudad del Santander en Boadilla, ¡sesenta y pico euros! Por la noche está más parado. Yo he llegado a esperar hasta cuatro horas. Y es que una vez que entras en el patio del aeropuerto ya no puedes salir”. Me imaginé atrapada con el coche en una especie de atasco monumental durante tres horas. Empecé a entender la velocidad supersónica que le imprimen los taxistas a sus vehículos cuando los tomas en el aeropuerto: están deseando largarse de allí lo más rápidamente posible.

…………….(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR