Publicidad
22 jul 2017

Compartir

Es imposible ayudar a los demás sin ayudarse a uno mismo
D-I-159

Miguel Ángel Rabanal

En el deporte hay muchas circunstancias en las que nos tenemos que ayudar unos a otros sin recibir nada a cambio; esa solidaridad deportiva nos hace crecer como personas y nos hace mejores deportistas.
En mi caso, soy un privilegiado al beneficiarme de ayudar a mis pupilos a progresar como deportistas, pues siempre aprendo y mejoro aspectos que sin ellos no sería posible, y no hace más que constatar el dicho que a mi tanto me gusta: “cuando uno enseña, aprenden dos”. Pero no somos solo los entrenadores quienes nos beneficiamos de ello, sino que cualquiera, cuando ayuda a otras personas a iniciarse o perfeccionar una práctica deportiva que ya domina, se está afianzando y favoreciendo también.
El deporte siempre despierta en las personas buenos valores, todos ellos con proyección a la vida real, y entre todos ellos el de ayudar siempre es algo muy gratificante. Y sirve para consolidar nuestro hábito deportivo, porque nos llena de dopamina, que es un neurotransmisor cerebral que nos incita a afrontar cualquier situación de la vida o entrenamiento sin pereza ni cansancio.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

www.entrenamientointeligente.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Optica Vía de la Plata
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR