Publicidad
08 jul 2017

Compartir

Y entró la jineta en el corral

Marta del Riego Anta

“Que a mi madre le entró una jineta en el corral y le mató todas las gallinas. Las degolló, se comió cabeza y cuello. La matanza de Texas. Dejó los cuerpos desparramados. Todo lleno de sangre. Que dice mi madre que vengas el sábado a ver cómo está el corral. Te quiere enseñar dónde asesinaron a las gallinas. Lo que las quería”.
Cuando leo estos mensajes en mi móvil me encuentro en medio de una reunión crucial para diseñar la estrategia de comunicación de un cliente importante. Por supuesto, la historia de la jineta –o gineta, ambas son correctas‒ me interesa sobre todas las cosas. Que la jineta entre en un gallinero de un pueblo leonés y haga una escabechina me suena a cuento mítico, a leyenda. Ya solo la palabra jineta me fascina.
La jineta es ese bicho que salía a menudo en los programas de Félix Rodríguez de la Fuente. Medio metro, estrecho, cola anillada blanca y negra, cabeza pequeña y nerviosa, ojos vivaces. Un gato salvaje y esbelto. Lo recuerdo perfectamente. Y también esa música de fondo, angustiante, que sonaba cuando la jineta despedazaba a sus presas entre sus dientecillos afilados.

……………..(Puede leer el artículo completo en nuestra edición impresa)

@martadelriego
Superheroína del noroeste.blogspot.com

Sin comentarios
La Hacienda
Telenauto
Aparthotel Infanta Mercedes
Falmar
Automoviles Latorre
Manos Unidas
Cáritas
El Adelanto Bañezano mas de 80 años con  La Bañeza

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR